La mejor forma de organizar las fotos de toda una vida

Desde lo más fácil a lo más complejo: las herramientas más útiles para ordenar todas las imágenes que se van acumulando con los años
Las cámaras digitales, y en especial los smartphones, nos animan a sacar una foto detrás de otra.

Sin embargo, todos esos momentos que capturamos parecen perderse en un Triángulo de las Bermudas digital, náufragos de viejos teléfonos y discos duros.

Ahora, por fin es posible guardar todas las instantáneas tomadas y tenerlas al alcance del teléfono, la tableta o la computadora. Apple ha reemplazado este mes su servicio iPhoto, por una nueva aplicación de edición con el nombre de Photos que puede guardar todas nuestras fotografías en iCloud. Con unos pocos toques en el smartphone, es posible redescubrir aquella puesta de sol de hace una década.

Pero las buenas noticias no terminan ahí. He probado otras cuatro aplicaciones con distintas formas de gestionar una vida en instantáneas: Adobe Photoshop Lightroom (que reveló una nueva versión más rápida hace unos días), Shoebox, Lyve y Mylio. Al igual que Photos, requieren suscripciones o hardware para seguir funcionando, una buena conexión Wi-Fi y algo de paciencia, pero los resultados lo merecen.

Aunque todavía hay margen de mejora, varios factores han confluido para hacer que la gestión de fotografías online funcione finalmente: un Internet más rápido en los hogares y en los teléfonos y la tecnología para asegurar y acceder a gigabytes de datos personales en el proceso.

El mejor de estos nuevos servicios de fotografía no sólo puede encontrar las instantáneas perdidas, sino que también ayuda a redescubrirlas a través de una cronología, la identificación facial y mapas.

¿Cuál es el mejor software? Eso depende del tipo de equipo que se posea, cuántas fotos se tomen y lo que se piense de almacenar las fotografías en la nube.

Facilita las cosas


Apple creó sin lugar a dudas la herramienta más sencilla para crear y editar nuestra fototeca. Sólo hay un problema: hay que comprometerse con Apple.

Lo que más me gusta de Photos son las herramientas inteligentes para ajustar la luz y el color y otros retoques básicos. Photos funciona en esencia igual en el Mac que en el iPhone y el iPad. Organiza las fotografías en un bonito calendario de retratos en miniatura similar a una máquina del tiempo. También puede descifrar dónde se sacaron las instantáneas o encontrarlas en base a los rostros que identifique.

Si se tienen fotografías en distintos dispositivos, la biblioteca iCloud permite archivarlas de forma centralizada y conserva las versiones editadas.

Apple ofrece 5GB de almacenamiento gratuito en iCloud, pero cobra entre 1 y 20 dólares al mes por más espacio. Mi muestra de 33.000 fotos requiere un paquete de 200GB que cuesta 4 dólares mensuales.

La primera vez que se sube la colección a iCloud, tarda un tiempo. Cuánto depende de nuestro operador de Internet y del tráfico de los servidores de Apple. Me gustaría que Photos permitiese asignar a las imágenes una valoración en estrellas, y que importase automáticamente fotografías de otros servicios, como Facebook y Google Drive, como algunos competidores.

Por otra parte, Photos se asegura de ocupar espacio en el MacBook Air o el iPhone sólo para las fotografías que necesitas, y descarga el resto a medida que se solicite.

Photos está diseñado para mantener a la gente en Apple. Para importar las fotografías de Android o Windows hay que descargarlas en la computadora. Y si se decide dejar Apple, es posible descargar antes toda la colección.

Quiero algo fácil, pero que no sea Apple


Si gusta cómo suena Photos pero se tiene Android o Windows, una buena alternativa una startup llamada Shoebox. Su aplicación explora muchos dispositivos distintos en busca de fotografías que archivar en su nube.

La aplicación Shoebox también ayuda a revivir viejas instantáneas con herramientas como This Day in History, una adictiva galería en constante cambio. Se puede cargar una cronología de instantáneas o buscar por localización u otras etiquetas, pero no identifica las caras en las fotografías.

Shoebox tiene otra ventaja: es barato. Subir una cantidad ilimitada de archivos originales cuesta 5 dólares al mes.

La velocidad de subida es tan variable como la de Photos, pero Shoebox limita el tamaño de una imagen a 20mb. El mayor problema de la aplicación es que no incorpora herramientas de edición. Hay que utilizar un programa diferente, y después volver a cargar las fotos editadas en Shoebox.

Crearé mi propia nube


Si no nos gusta la idea de una cuota mensual o sencillamente no confiamos en que una compañía archive nuestros recuerdos en la nube, podemos probar Lyve, una aplicación gratuita para dispositivos Apple, Android y Windows que mantiene nuestra colección sincronizada. En lugar de subir las instantáneas a la nube, Lyve detecta dónde están las fotografías y crea versiones en miniatura de ellas en cada dispositivo. Cuando se quiere la original, Lyve la copia del dispositivo donde está almacenada.

El uso de Lyve es más rápido porque no se suben fotos a la nube. También gana más puntos por importar fotos de Facebook, Dropbox y Google Drive.

Pero depender de un dispositivo que se encuentra en otro sitio para obtener la fotografía a tamaño completo puede resultar complicado. Y así es como Lyve gana dinero: Vende unidades de disco que se instalan en la red Wi-Fi, siempre activas, y con todas nuestras fotografías. Cobra 300 dólares por 2tb. Esa unidad dispone incluso de un puerto USB y de una ranura para una tarjeta SD en la parte posterior.

Si se quiere mucho más control sobre el almacenamiento de las fotografías, existe un servicio llamado Mylio que crea igualmente un catálogo de todas las fotografías en los distintos dispositivos, ofrece herramientas de edición profesionales, y mantiene las fotografías al alcance en cualquier sitio. Pero su coste aumenta conforme mayor es el número de dispositivos sincronizados, partiendo de 50 dólares anuales para tres dispositivos y 50.000 fotografías.

Necesito herramientas profesionales


Para los fotógrafos profesionales (y los aspirantes) Lightroom de Adobe es desde hace tiempo una de las herramientas favoritas de organización y edición. Una versión actualizada aporta mejoras en la velocidad y una potente herramienta de reconocimiento facial.

Los suscriptores al plan Cloud Photography, que tiene un costo de US$ 10 mensuales e incluye las últimas versiones de Lightroom y Photoshop, puede subir un volumen ilimitado de fotografías a su servicio móvil. No son archivos con una resolución máxima, pero cuando se editan en teléfonos y tabletas Apple o Android, los cambios se sincronizan sin dañar los originales.

El problema es que Lightroom no sube las fotos originales a la nube ni hace una copia en otro dispositivo. Sus aplicaciones móviles pueden ser más lentas que Photos a la hora de cargar imágenes de baja resolución. Y sus herramientas para organizar las instantáneas en base a la ubicación y al reconocimiento facial (mejores en ambos casos que las de Apple) sólo pueden emplearse en una computadora.

No obstante, Lightroom es el servicio con el que me quedo. Por una razón, mi colección es gigantesca, mucho mayor que el límite de 1TB de Apple para Photos. Y me gusta editar fotografías en una pantalla grande, así que la calidad de las herramientas que uso allí es lo más importante.

Pero me gustaría que Adobe apostase fuerte con un servicio en la nube como Photos de Apple.

 

Vía Expansión.

Comentarios