La mayoría de los planetas como la Tierra no han nacido

Cerca de 8% de los planetas con potencial para ser habitables se crearon al mismo tiempo que el nuestro

Un nuevo estudio presenta una explicación interesante acerca de nuestro fracaso al intentar encontrar vida inteligente en algún lugar del espacio: podríamos estar en un planeta que llegó a la fiesta muy temprano.

El estudio, publicado el martes en el Monthly Notices de la Sociedad Astronómica Real, es puramente teórico en su naturaleza. Pero es un experimento del pensamiento interesante.

Los investigadores Peter Behroozi y Molly Peeples, ambos del Instituto de Ciencia de Telescopio Espacial, usaron datos de los telescopios Kepler y Hubble para estimar la posición de la Tierra en la línea del tiempo de la evolución del mundo habitable. Mientras que la pregunta de cuáles formas podrían tomar otras vidas es un dilema filosófico, gran parte de los científicos están de acuerdo en que deberíamos buscar vida que se asemeje a nosotros: algo que se formó en un planeta rocoso con el tamaño adecuado y distancia suficiente con las estrellas para alojar agua líquida.

Los investigadores hallaron que, mientras que la formación de estrellas se ha enlentecido y la Vía Láctea se está quedando sin gas formador de estrellas, la mayoría de las galaxias tiene tanto material para producir estrellas que podrían ser capaces de producir sistemas solares por un buen tiempo.

Basándose en los cálculos de Peeples y Behroozi, solo cerca de 8% de los planetas de este tipo que el universo tiene el potencial para crear fueron creados cuando nuestro propio planeta nació. Eso deja un sorprendente 92% de planetas similares a la Tierra que todavía no han sido creados.

Considerando el hecho de que llevó cientos de millones de años que las formas de vida más simples de la Tierra se mostraran y otros pocos miles de millones de años para que nosotros y nuestros amigos los animales evolucionáramos la inteligencia, hay una buena chance de que el paquete de planetas potencialmente habitables no existan hasta mucho tiempo después de nosotros haber desaparecido.

Sin embargo, ya hay un estimado de mil millones de planetas rocosos del tamaño de la tierra solo en nuestra galaxia, muchos de los cuales podrían estar en zonas habitables de sus estrellas anfitrionas. Así que, aunque las chances fueran mejores dentro de un trillón de años, no son tan horribles hoy en día.


Fuente: The Washington Post / Rachel Feltman

Populares de la sección