La marca iPhone ya no es de Apple en Brasil

El regulador de los derechos de propiedad intelectual de dicho país despojó a la compañía estadounidense del uso del nombre de su popular smartphone allí. Desde Cupertino pidieron una revisión del fallo
El regulador de los derechos de propiedad intelectual de Brasil despojó el miércoles a Apple del derecho de usar su marca iPhone en el país, informó el diario Wall Street Journal.

La agencia que supervisa las patentes en Brasil dijo que Gradiente Electrônica, un fabricante de electrónicos de consumo brasileño, ya posee los derechos del nombre iPhone, según el reporte. Apple podrá apelar el fallo en las cortes brasileñas.

Anteriormente este mes, fuentes dijeron que el regulador, el Instituto Brasileño de Propiedad Intelectual (Inpi), posiblemente tomaría la decisión de que Apple no posee los derechos sobre la marca en el país.

Gradiente registró el nombre "Iphone" en 2000, siete años antes de que Apple lanzara su popular teléfono inteligente, aunque recién en 2008 obtuvo la aprobación para usar la marca.

Según Wall Street Journal, el Iphone de Gradiente cuesta unos US$ 304 en Brasil, mientras que el iPhone 5 de Apple se consigue desde US$ 1.220 en dicho mercado. Por si esto fuera poco, el celular que usa su popular marca tiene menor resolución de pantalla y corre con Android, el único sistema operativo que es una verdadera amenaza para su liderazgo.

Brasil no solo es el mercado más grande de América Latina, sino que según la compañía de investigación de mercado IDC, el país se convertirá en el cuarto mercado más grande de smartphones del mundo en envíos por unidades para 2016.

La respuesta de Apple


Ni bien se conoció el fallo, Apple solicitó una revisión. Ahora, con el fin de preservar los derechos de propiedad intelectual, en los próximos 60 días Gradiente tendrá que demostrarle al regulador que hizo uso de la marca entre enero de 2008 y enero de 2013, indicó Inpi.

En Brasil, las marcas deben ser desarrolladas en un período de cinco años desde que se les concede la aprobación para su uso.

IGB Eletrônica, una compañía formada luego de la reestructuración de Gradiente, lanzó en diciembre pasado su línea Iphone de teléfonos inteligentes.

Ejecutivos de Apple y de Gradiente no respondieron inmediatamente a las solicitudes para hablar sobre el tema. Un portavoz de Inpi dijo que Apple podría llevar el caso ante tribunales o negociar un acuerdo extra judicial con Gradiente.

Una historia que se repite


El tema en Brasil recuerda uno que surgió en Estados Unidos en 2007. Cisco Systems había sido propietaria de la marca iPhone desde 2000, y la había usado para una línea de teléfonos con conexión a internet.

Una vez que Apple anunció sus intenciones para usar el nombre de la marca, Cisco presentó una demanda en una corte federal en San Francisco. Las dos compañías llegaron a un acuerdo extrajudicial seis semanas después, sin revelar los términos.

Más recientemente, Apple tuvo otro problema similar en México, donde desde 2003 existe la compañía iFone. A fines del año pasado, la empresa estadounidense perdió en los tribunales el derecho a usar el nombre frente a la firma local, decisión que fue apelada.

Es probable que, como en San Francisco, Apple termine pagando a las empresas brasileña y mexicana para resolver los conflictos y poder vender su smartphone con el nombre completo y único.

Populares de la sección

Comentarios