La inteligencia artificial de IBM entra en la cocina

Chef Watson es capaz de recoger información de 10.000 recetas diferentes para crear platos únicos

Publicado por Expansión

Se imaginan un chef capaz de memorizar más de 10.000 recetas, tener en cuenta los sabores y texturas de 2.000 ingredientes, combinarlos con los gustos y restricciones alimenticias de los comensales y, en base a todo esto, ser capaz de proponer al instante más de 16 billones de combinaciones diferentes. Pues bien, ese chef existe y se llama Watson. La inteligencia artificial de IBM ha evolucionado mucho desde que en 2011, en su presentación en sociedad, derrotase a los participantes del concurso televisivo estadounidense Jeopardy!, hasta el punto de que sólo cinco años después el sistema es todo un experto culinario que se ha atrevido incluso a dar el salto a los fogones.

Y es que si bien Watson todavía no sabe cocinar, sí que ha logrado componer el primer "menú cognitivo" en España como se pudo comprobar en la demostración organizada por IBM en Madrid, con la colaboración de los cocineros de The Kitchen Club. "Cuando hablamos de gastronomía lo hacemos también de creatividad y, en este sentido, Watson nos ayuda a crear todas esas recetas que todavía no hemos descubierto", explica Elisa Martín, directora de Innovación y Tecnología de IBM.

¿Qué es inteligencia cognitiva?

Watson es el primer sistema de inteligencia cognitiva, es decir, al contrario que los ordenadores tradicionales sus interacciones no están programadas sino que es capaz de entender el lenguaje natural de las personas y aprender. Así, el sistema es capaz de procesar información estructurada (como bases de datos) y no estructuradas (como libros de cocina o artículos de Internet) y en base a ello encontrar la mejor combinación de ingredientes, se utilicen los que se utilicen.

Además, el sistema ha aprendido cuales son las combinaciones más frecuentes y qué productos son los más utilizados según qué cocinas. Así, por ejemplo, Watson sabe que el aceita de oliva es un elemento fundamental de la cocina española, del mismo modo que la salsa de soja es típica de los platos asiáticos; mientras que si el usuario ha dejado constancia de algún tipo de alergia alimenticia, como la lactosa, el sistema prescindirá de los ingredientes que contengan leche.

Esta tecnología, accesible al público vía web para que cualquier pueda interactuar con ella, es muy intuitiva y fácil de usar: únicamente basta con seleccionar los ingredientes a utilizar, el tipo de plato (bebida, postre o principal) y las necesidades dietéticas del usuario. El sistema se encarga de todo lo demás.

La gran apuesta de IBM

Chef Watson es sólo una muestra de las múltiples aplicaciones que pueden tener los sistemas de inteligencia cognitiva en nuestro día a día. Esta tecnología, llamada a transformar la relación entre humanos y máquinas, tiene como objetivo ayudar a las personas a tomar decisiones más acertadas gracias a su gran capacidad de procesamiento, que permite analizar millones de datos en tan sólo unos segundos, y dar una respuesta en tiempo real. Más si cabe en un contexto en el que la popularización de los smartphones, las redes sociales y el Internet de las Cosas ha inundado de datos la sociedad.

Watson es la gran apuesta de futuro de IBM, sobre todo desde que a principios de siglo abandonara la fabricación de ordenadores, como demuestran los 1.000 millones de euros que la compañía estadounidense ha invertido en el desarrollo de la inteligencia artificial.

Muchas corporaciones ya han comenzado a introducir sus soluciones. Uno de los sectores que más interés han mostrado es el de la salud. Centros de referencia como el Instituto del Genoma de Nueva York o la Clínica Mayo, en España, utilizan IBM Watson para ofrecer tratamientos personalizados a cada paciente; mientras que firmas como Medtronic desarrollan en base a esta tecnología una aplicación que podrá predecir un episodio de hipoglucemia hasta tres horas antes de que se produzca. Otras compañías nacionales como CaixaBank, que cuenta con Watson como asesor, yRepsol, que emplea a la inteligencia cognitiva para obtener mejores resultados en las áreas de exploración y explotación de hidrocarburos, ya la han incorporado a sus procesos de toma de decisiones.


Populares de la sección