La impresión 3D permite separar a dos siamesas

Se construyeron modelos de las distintas partes del cuerpo que compartían las niñas para planificar la operación
Dos hermanas siamesas de tres meses de edad, que estaban unidas por la cadera, la parte más baja de la espina dorsal y el final del intestino grueso, han sido separadas exitosamente en China con ayuda de la tecnología de impresión en tres dimensiones (3D).

El portal chino de noticias Dongfangwang (Eastday.com), que depende del gobierno de Shanghái, explicó hoy que las niñas, originarias de Ganzhou, fueron operadas por un equipo de 10 médicos del Hospital Infantil de la Universidad de Fudan.

En los últimos años este centro médico de Sanghái había separado ya a seis gemelos siameses, pero este caso era especialmente complicado por la unión de las niñas por la cadera.

La operación concluyó con éxito, aunque las pequeñas deben permanecer varios días en observación para garantizar completamente que están fuera de peligro.

Para preparar su intervención, el centro contrató una empresa de impresión en 3D, con la que construyeron modelos de las distintas partes del cuerpo que compartían ambas niñas, de manera que los médicos pudieron planificar con ellas una operación virtual previa a la cirugía real, que les tuvo cinco horas en el quirófano.

"Con un modelo en 3D pudimos comprender mejor la estructura anatómica de las partes que compartían las siamesas, y eso nos ayudó a decidir un punto de inicio de la operación más preciso", explicó el cirujano jefe, y experto en cirugía pediátrica, Zheng Shan, que encabezó la operación.
Fuente: EFE