La Iglesia se salvará (por ahora) del avance tecnológico

Según un estudio reciente, ser cura es una de las profesiones que no podrá ser ocupada por un robot en el futuro

Los sacerdotes podrán respirar o, al menos, por ahora. Es que un estudio del Bank of America arrojó que los religiosos, médicos, policías, psicólogos, artistas y maestros son las profesiones que corren con menor riesgo de ser sustituidas por un robot. El motivo es que son trabajos que necesitan de empatía, interacción e intuición.

Hasta no hace mucho, la robótica servía para tareas ordinarias pero los avances en la tecnología dan lugar a pensar de qué serán capaces los androides. Para 2025 se espera que los robots sean responsables de una cuarta parte de las actividades de fabricación, cuando hoy en día representan un 10%.

Uno de los factores que ha causado el auge de los robots es su coste. Por otra parte, el aprendizaje de las máquinas ha mejorado así como el reconocimiento facial y de voz. En Japón hay 1.520 robots por cada 10.000 profesionales. Según el estudio, los trabajos que se encuentran con mayor riesgo a desaparecer son los guías turísticos, panaderos, carniceros y la lista continúa.


Populares de la sección