La historia de Charlie Charlie, el juego “demoníaco” que conquistó internet

El heredero infantil del “juego de la copa”, que consiste en invocar a un espíritu que responde a preguntas del futuro, surgió en las redes sociales y se extendió por el mundo como una prueba de la viralidad global

Charlie Charlie, un juego y leyenda urbana de internet que alcanzó una popularidad repentina e inexplicable, llegó a la cima de las tendencias en las redes sociales durante los últimos días luego de mucho tiempo rondando sitios en español. Hasta el momento, #CharlieCharlieChallenge ha sido tuiteado más de 1,6 millones de veces. “Charlie Charlie” ha sido más googleado que cualquier otro evento noticioso.

¿Como se juega a Charlie Charlie? Es facil, se puede hacer en cualquier escritorio. El primer paso es abrir la red social de videos breves Vine y comenzar a filmar. El segundo paso es dibujar una cruz sobre una hoja de papel. En dos de los cuadrantes resultantes se debe escribir “no”, y en los otros, “sí”. Luego se deben colocar dos lápices superpuestos en cada eje de la cruz dibujada, los cuales se superpondrán en el centro. El último paso es decir: “Charlie Charlie, ¿estás ahí?”, y hacer una pregunta como: “¿Morirá pronto uno de mis amigos?”, o “¿Haré un viaje el próximo año?”. Uno de los lápices se moverá hacia la respuesta, asustando al jugador.

Orígenes

Si bien es difícil marcar un país de origen, Charlie Charlie tiene una larga historia como un juego de patio de recreo en algunos países hispanohablantes. Según una consulta realizada hace siete años en Yahoo! Respuestas, los niños españoles han jugado este “clásico” por generaciones.

Tradicionalmente, esta versión se llamaba el “juego de la lapicera”, frase que aún muestra un montón de cosas tenebrosas en Google. Charlie Charlie era un juego diferente, jugado con lápices de colores. En algún punto, en sus viajes a través de internet y por los patios, los dos juegos se mezclaron. En cualquier caso, ambos siempre han tenido connotaciones demoníacas o sobrenaturales. Por ejemplo, un sitio llama al juego como “la tabla Ouija de los pobres”.

De Dominicana al mundo

Siempre es difícil saber por qué estas cosas se hacen tendencia, pero en esta oportunidad parece haber surgido a fines de abril en la provincia Hato Mayor, en República Dominicana. Por entonces, una cadena de televisión local realizó un informe alarmista (y gracioso, aunque sin intención) sobre el juego “satánico” que estaba jugándose en cada vez más escuelas. A partir de ahí se difundió en las redes sociales dominicanas. Para mediados de mayo, Charlie Charlie era tendencia en Twitter, desde donde saltó al resto de países hispanohablantes y luego a Estados Unidos.

Nadie sabe quién es Charlie. Las teorías van desde que se trata de un niño suicida, una víctima de un accidente de tránsito, o una deidad pagana mexicana que ahora está aliada con el diablo cristiano.

¿Es peligroso?

Dado que no hay personas prendiéndose fuego o inhalando sustancias peligrosas, Charlie Charlie parece ser bastante inofensivo.

De todas formas,según las leyendas populares, Charlie persigue a los jugadores que no se despiden de él luego de que dejan de jugar. Y están aquellos a quienes no les agrada la idea de que los niños invoquen demonios, ya sea que existan o no.

Si bien no es peligroso, el de Charlie es un caso ejemplar de la viralidad y de cómo las cosas se extienden más allá de los lenguajes y las culturas a través de internet.

También es otro ejemplo del poder de los adolescentes en internet. Sus juegos pueden ser bastante tontos, pero han logrado popularizarlos en la red.


Fuente: The Washington Post

Populares de la sección

Comentarios