La guerra del streaming

La disputa entre Twitter y Meerkat, una flamante aplicación, armó revuelo en torno a la clásica práctica de consumir contenidos en directo en internet; aquí están todos los contendientes
El streaming es una práctica que nació junto a la creación de internet. Consiste en compartir contenidos de manera inmediata y accesible, sin que sea necesaria la descarga completa de los datos, sino que el usuario puede acceder al contenido durante el proceso, ahorrando así tiempo y espacio en el disco duro (aunque no en la cuenta de internet). Servicios como Netflix, Spotify y YouTube son las plataformas de streaming más conocidas a nivel mundial. Pero han aparecido otros actores en escena: las aplicaciones móviles.

En directo


Los videos o archivos musicales están almacenados en los servidores que se ubican en “la nube”. El usuario los descarga de forma progresiva, de manera temporal, pero no los guarda en un dispositivo propio. Pero esta práctica no se reduce a la reproducción más tradicional de contenidos. Una de las posibilidades más interesantes que ofrece es el live streaming o consumo y publicación de contenidos en directo. Por esto, un emisor conectado a internet emite contenidos que acaba de grabar para que puedan consumirse inmediatamente de la misma forma o con poco retraso, dependiendo de factores como la velocidad de conexión.

En pocas palabras es una transmisión en directo; un sistema parecido al que utilizan los programas de televisión en vivo pero que, en vez de hacerlo por una señal satelital de aire, el vínculo se da por internet.

Muchos profesionales aplican esta técnica para realizar videoconferencias, las celebridades la usan para comunicarse con sus fanáticos, y los periodistas para cubrir eventos o noticias.

Todas estas transmisiones quedan almacenadas en un servidor, por lo que los espectadores pueden volver a ellas todas las veces que quieran, cuando quieran.

Enemigos


El motivo por el cual el streaming ha estado en boca de todos en los últimos días es debido a que hace tan solo tres semanas se lanzó una nueva aplicación para dispositivos móviles que utiliza la red de microblogging Twitter como plataforma: Meerkat.

La polémica radica en que Twitter compró su propia app, Periscope, que tiene funciones parecidas a la recién estrenada app y, por esta razón, Meerkat fue bloqueada por la red social. Por lo visto, Twitter está elevando sus armas contra la explosión online de esta aplicación.

Ben Rubin, el exestudiante de arquitectura responsable de crear Meerkat, dijo al respecto: “Es su casa. Necesitamos respetar eso y ser los mejores huéspedes posibles”.

Este conflicto recién empieza. El adelanto de Rubin por sobre Periscope –que recién se lanzó este jueves– podría haberle costado a Twitter una gran cantidad de auspiciantes y potenciales clientes. La secretaria de Estado de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritkzer, el actor Jared Leto o la empresa Red Bull son algunos de los usuarios que ya han elegido usar Meerkat.

¿Por qué importa esta pelea? Los usuarios de Twitter no tienen problemas al escribir 140 caracteres; sin embargo, la capacidad de transmitir lo que están viendo los retendrá más tiempo en el sitio y, en consecuencia, los auspiciantes pagarán más. Este es el futuro que quiere Twitter para sí misma. Y, como Twitter, también otros.

 



La nueva: Meerkat


 

Esta aplicación no incorpora ninguna innovación. En realidad se trata de otra forma de transmitir video en vivo, pero se destaca por su practicidad. Cualquier persona con un smartphone puede hacerlo con tan solo presionar un botón. Si bien esa accesibilidad es su mayor virtud, Meerkat posee algunos defectos que opacan toda la novelería. El primero es que las grabaciones no quedan guardadas ni en la aplicación ni en la cuenta de Twitter del emisor, por lo que solo pueden verse una sola vez. La otra desventaja es que, debido a conflictos empresariales, la aplicación no puede ser sincronizada de forma automática con la cuenta de Twitter del usuario, por lo que el seguimiento a otros participantes de la red debe hacerse de forma manual. Durante la conferencia de tecnología South By Southwest en Austin, Texas, Twitter impidió el uso de la plataforma móvil. Con todo, los números hablan por sí solos: Meerkat ha logrado 120 mil adeptos en dos semanas. iOS. Gratis


La competencia: Periscope


 

Fue comprada recientemente por Twitter en pleno auge de Meerkat y presentada en sociedad este jueves. Algunos medios hablan de cifras en torno a los US$ 100 millones, mientras que otros la rebajan a US$ 50 millones. Esta herramienta permite almacenar el video para su posterior reproducción una vez finalizada la transmisión en vivo, lo que constituye un punto fuerte en comparación con sus competidoras. Por otro lado, los comentarios de los seguidores del video se publican en Twitter, lo que genera una conversación mucho más fluida y, en definitiva, ofrece una experiencia más completa. Otro punto a favor es que esta app permite emitir en privado para seguidores seleccionados por el usuario. A comienzos de 2015, Twitter integró los videos de hasta 30 segundos en los tuits; ahora quiere que el tiempo de permanencia en la página sea todavía más importante. Resulta lógico: los anunciantes valoran, cada vez más, esa métrica de permanencia. iOS. Gratis


La de los gamers: Twitch


 

Se trata de una comunidad llena de canales en la que los usuarios pueden ver y transmitir torneos, competencias o partidas de distintos videojuegos a través de la plataforma. Es tal la popularidad que ha generado esta nueva práctica que, incluso, ya tiene sus propias estrellas, las que facturan varios cientos de miles de dólares anuales gracias a este humilde pasatiempo. iOS, Android. Gratis


La empresarial: Ustream


 

Una potente app que puede soportar cualquier cantidad de usuarios sintonizando una misma sesión. También permite grabar videos con antelación y programarlos para que se suban en algún momento predeterminado. Ustream parece ser la aplicación más enfocada al mundo empresarial y tiene un perfil profesional del cual carecen sus demás competidoras. iOS, Android. Gratis


La de siempre: LiveStream


 

Es quizá la más vieja y conocida de todas. LiveStream, que primero nació como una prestación exclusiva para computadoras, tiene ahora una completa y muy moderna aplicación para smartphones y tabletas. Gracias a ella se pueden seguir eventos en directo y compartir transmisiones. Incluye un chat propio que funciona como puente entre los visualizadores, o viewers como se los llama en inglés, y el emisor del stream. Una curiosa particularidad es el hecho de que pueden agregarse filtros y efectos de video a la transmisión en vivo, para darle un toque diferente a esta práctica mediante aplicaciones similares. Su principal objetivo siempre han sido las celebridades y sus tweetcams, que logran reunir a millones de fanáticos alrededor de sus computadoras para asistir a largos monólogos de sus estrellas preferidas. iOS, Android. Gratis


Acerca del autor

Comentarios