La GoPro a lo oriental

Los uruguayos aprovechan la multifuncionalidad de esta cámara que puede perderse en el mar durante meses y aparecer intacta


En pocos años la GoPro se hizo su lugar en los deportes, producciones e incluso en las vacaciones de muchos uruguayos. Algunos la prefieren por su durabilidad y resistencia o por la calidad de imagen. Para otros es una herramienta de trabajo que aporta una buena relación calidad-precio. Pero más allá de los beneficios, el espíritu extremo está impreso en todas las imágenes, que con un ángulo que llega a los 170 grados y tiene un ligero efecto de ojo de pez, sello propio de la exitosa marca.

Sentado en plena calle con un yeso cubriendo la mitad de una pierna, Rafael González salió de su casa por primera vez en dos semanas. El yeso es una herida de guerra que sufrió andando en longboard (tabla similar al skate pero más larga, que alcanza altas velocidades).

González estudia ingeniería audiovisual y su hobby le da herramientas para practicar editando videos. Junto con un grupo de aficionados al deporte, recorren varios puntos del país en sus tablas y registran la experiencia, que luego publican en su canal de Youtube. “Le di tanto palo”, comentó el deportista mientras mostraba su cámara. Los golpes son evidentes, sin embargo, el aparato sigue en pie, incluso mejor que su pierna, la que se rompió mientras andaba en el longboard.

Para Juan Martín Mermot el problema es otro. Él practica deportes extremos en el agua y lo peor que le puede pasar con la cámara es perderla por accidente mientras hace algún truco. Increíblemente, conoce experiencias de personas que encontraron su GoPro perdida en el mar luego de varios meses. Sin embargo, cuando esto le ocurrió a él, no tuvo la misma suerte.

Para Mermot, quien practica wakeboard (deporte en el que una moto de agua lleva a una tabla en el que el deportista hace diferentes trucos), la GoPro le da un registro de la experiencia que luego puede editar y compartir. Para filmar, coloca la cámara en la tabla o en su cabeza y así obtiene diferentes puntos de vista.

¿Dónde y por cuánto?


Motociclo Sports es la tienda que representa a GoPro en Uruguay. En 2013 vendieron 2.606 cámaras, entre lo que se comercializa en sus locales de todo el país y lo que le proveen a los free shops. La mayoría de los accesorios de la marca también se encuentran en esta casa u otras como Tecnoweb. Estos comercios ofrecen una gran variedad de implementos que van desde soportes para diferentes superficies o partes del cuerpo hasta cuadricópteros que permite realizar tomas aéreas.

Para quienes están interesados en comprar una cámara y comenzar a experimentar, es importante tener en cuenta los precios y modelos. Por ejemplo, la última lanzada por la compañía, la GoPro Hero 3+, cuesta alrededor de US$ 680, mientras que en Estados Unidos ronda los US$ 400.

En lo profesional


Las GoPro no sirven solo para registrar actividades recreativas. Son también una herramienta para quienes se dedican a la realización audiovisual, como las productoras, las cuales recurren a este pequeño artefacto para diversificar los puntos de vista. Es el caso del director Agustín Flores, quien trabaja actualmente en un documental sobre el barrio Marconi. Las cámaras fueron entregadas a los protagonistas del filme para que capten el lugar tal como ellos lo viven.

Por su parte, Marcos Medina es corredor y compite en triatlones, maratones y carreras de aventura. La particularidad de este atleta es que lo hace siempre en compañía de sus GoPro. Tiene dos cámaras: a veces coloca una por delante y otra por atrás, y otras lo hace solamente desde un punto de vista.

El año pasado, Medina participó en 88 competencias y en prácticamente todas registró el recorrido. El objetivo es poder conocer mejor el camino que realiza y además mostrárselo a los más de 5.000 visitantes diarios que tiene su blog, ReCorrer Uruguay.

En su página, que funciona desde abril de 2010, Medina publica información sobre las carreras y la acompaña con videos o fotos. Lo que destaca sobre las GoPro, es que son cámaras relativamente accesibles que permiten una muy buena calidad de imagen.

Uruguayos en los juegos de Sochi


A pesar de no estar presentes en ningún deporte, los uruguayos también pusieron su huella en los juegos olímpicos de invierno de Sochi, Rusia. Un equipo de la productora Mueca Films estuvo en la competición para filmar un documental para la compañía de teatro Finzi Pasca, cuyo director, Daniele Finzi Pasca, dirigió la ceremonia de clausura.

Entre los cientos de personas que participaron de la ceremonia de clausura y las impresionantes figuras que formaron parte de la escenografía, la GoPro le aportó diversidad de puntos de vista y acceso a diferentes lugares donde no podían estar físicamente, según contó a El Observador Ignacio Echeberría, miembro del equipo que viajó.

Echeberría explicó que si bien la GoPro fue una ayuda en muchos casos, en otros la limitación de la batería le jugó en contra. “De repente el momento interesante pasa dentro de una hora, o una hora y media, y entonces la batería pasa a ser un problema”, sostuvo. Ese será uno de los principales problemas a resolver por parte de la compañía si quiere seguir creciendo en sus ambiciones.

 


Tres uruguayos que usan la GoPro


 

Rap y Marconi

Dos raperos del barrio Marconi, cada uno con una GoPro, es parte del documental en el que está trabajando el realizador audiovisual Agustín Flores. La elección de esta cámara tiene que ver con que es un artefacto discreto, tiene una gran amplitud de imagen, buena calidad y bajo costo. El problema más importante para Flores fue encontrar un service para arreglar las cámaras fuera de garantía.

Vacaciones para todos

Hace casi un mes que Lucía Fernández volvió de sus vacaciones en Asia. La GoPro le permitió dejar extasiados a sus amigos de las redes sociales. Gracias a la fácil conexión del celular con la cámara, al final del día podía compartir las imágenes, tomadas con mejor calidad que la cámara del celular. Usó el dispositivo tanto para filmar como sacar fotos, aprovechando lo discreta y fácil de transportar que es.

Puntos de vista

Juan Martín Mermot es amante de los deportes extremos. Tiene 22 años y hace 4 que practica deportes acuáticos, el último de ellos es el wakeboard. Utiliza su cámara para obtener puntos de vista que no podría lograr de otra manera, a lo que se suma la buena resolución y la resistencia a los golpes. La coloca en su cabeza o sobre la tabla hasta que se le agota la batería, cosa que ocurre con frecuencia.


Comentarios