La galaxia más lejana

Se llama z8-GND-5296 y nació cuando el universo solo tenía un 5% de su edad actual, según descubrieron investigadores estadounidenses
Cuando el universo apenas tenía un 5% de su edad actual de 13.800 millones de años, la galaxia más lejana que se conoce hasta ahora emitió su luz. Un equipo de astrónomos de Estados Unidos acaba de descubrirla.

La galaxia, bautizada z8-GND-5296, data de cuando el universo resultante del Big Bang tenía solo 700 millones de años, "y lo que la hace única comparada con otros descubrimientos similares es que su distancia ha podido ser confirmada por un espectrógrafo", afirma el astrónomo Bahram Mobasher de la Universidad de California, uno de los miembros del equipo que publicó su hallazgo el miércoles en la revista Nature.
Estos descubrimientos aportan pistas sobre el nacimiento del universo y sugieren que puede albergar zonas con una formación de estrellas más intensa de la que se creía", dijo Finkelstein

La galaxia fue detectada entre 43 candidatas, mediante imágenes infrarrojas tomadas por el Telescopio Espacial Hubble, y su distancia fue confirmada por las observaciones realizadas con el sofisticado espectrógrafo MOSFIRE del Telescopio Keck en Hawai.

Estudiar las primeras galaxias resulta difícil porque cuando su luz llega a la Tierra se ha desplazado hacia la parte infrarroja del espectro debido a la expansión del universo, en un fenómeno llamado desplazamiento al rojo (redshift).

Por ello, los astrónomos recurren a espectrógrafos cada vez más sensibles situados en telescopios en la Tierra, capaces de medir el desplazamiento al rojo de la luz de la galaxia, que es proporcional a su distancia.

El equipo, liderado por Steven Finkelstein, de la Universidad de Texas, y Dominik Riechers, de la Universidad de Cornell en Nueva York, observó también que la nueva galaxia tiene una tasa de formación de estrellas "sorprendentemente alta", unas 300 veces al año la masa de nuestro sol, en comparación con la Vía Láctea, que forma solo entre dos y tres estrellas al año.

"Estos descubrimientos aportan pistas sobre el nacimiento del universo y sugieren que puede albergar zonas con una formación de estrellas más intensa de la que se creía", afirmó Finkelstein.

Con la construcción de telescopios cada vez más grandes en Hawai y Chile y del telescopio James Webb en el espacio, a finales de esta década los astrónomos esperan descubrir muchas más galaxias a distancias aún mayores, según Mobasher.

Acerca del autor

Comentarios