La fórmula para imitar la leche materna

China investiga para reproducir los componentes de la leche maternizada, producto que cada vez gana más consumidores en el país asiático
Hasta ahora, la leche que toman los bebés cuando sus madres no pueden amamantarlos (o eligen no hacerlo) es leche de vaca modificada. Pero eso podría cambiar, al menos en China. El país asiático tiene planes de fabricar por sí mismo la leche de fórmula o maternizada, basándose no en el vacuno sino en un modelo mucho más cercano: el de la madre.

Según informa el sitio ChinaDaily, el gobierno chino ha invertido US$ 1,6 millones en un proyecto que busca replicar la leche materna. El mismo estudiará los componentes activos e ingredientes de la leche de madres chinas y generará una base de datos que sirva de insumo para desarrollar la fórmula.

A su vez, según explica el sitio de tendencias Quartz, las fórmulas modernas buscar imitar esos componentes, pero hasta el momento se desconoce cuán efectivas son o de qué manera esos ingredientes son absorbidos por el bebé. En tanto, los fabricantes de este producto se basan en lineamientos de la Organización Mundial de la Salud.

Según Quartz, el chino es por lejos el mayor mercado de fórmulas para bebé, en parte porque tiene uno de los índices más bajos de amamantamiento. Además, las mujeres chinas trabajan fuera de casa casi tanto como sus pares estadounidenses o europeos.

Pero, a pesar de su crecimiento, el mercado de este producto sufrió un revés en 2008 cuando uno de los fabricantes nacionales produjo leche maternizada con el compuesto químico melamina, que resultó en la muerte de seis bebés. "La conciencia acerca de la calidad de la fórmula de bebé ha crecido mucho desde el escándalo de melamina", dijo a ChinaDaily Wu Guangchi, investigador sobre nutrición de niños.

Acerca del autor

Comentarios