La extraña muerte de 124 delfines en Estados Unidos

Científicos investigan si el deceso colectivo de estos animales en solo un mes se debe a un patógeno infeccioso, ya que algunos parecían tener lesiones en los pulmones
Más de 124 delfines han quedado varados en la costa atlántica de Estados Unidos desde julio, un "evento de mortalidad inusual" que motivó una investigación en curso, anunciaron autoridades federales este viernes.

Los científicos buscan determinar si el deceso de estos delfines mulares, o "nariz de botella", se debe a un patógeno infeccioso, ya que algunos parecían tener lesiones en los pulmones.

Un "evento de mortalidad inusual" ha sido declarado por la "mortandad inesperada y significativa" que se ha extendido a las costas de Nueva York, Nueva Jersey, Delaware, Maryland y Virginia desde principios de julio, indicó la Unidad de Pesca de la Administración Nacional Oceánica (NOAA).
Las pruebas preliminares de los tejidos de un delfín indican una posible infección de morbillivirus, aunque es demasiado pronto para decir si el morbillivirus podría ser la causa", informó NOAA

En julio, 89 delfines quedaron varados en las playas de esos estados del este del país y otros 35 han sido encontrados muertos en lo que va de agosto. "Varios delfines han presentado lesiones pulmonares", dijo la NOAA en un comunicado.

"Las pruebas preliminares de los tejidos de un delfín indican una posible infección de morbillivirus, aunque es demasiado pronto para decir si el morbillivirus podría ser la causa", continúa el texto del comunicado.

Sin embargo, para los científicos de la NOAA, la existencia de "un patógeno contagioso sigue siendo la primera causa posible".

El morbillivirus es un género de la familia de virus Paramyxoviridae. Muchos miembros de este género causan enfermedades muy infecciosas, como el morbillivirus cetáceo, la peste bovina, el moquillo y sarampión.

La mayoría de los delfines ya estaban muertos cuando fueron encontrados, dijeron los científicos. Muy pocos fueron atrapados con vida, pero murieron poco después.

Por lo general un promedio de siete delfines llegan a las cosas de Virginia en julio, por lo que los 45 animales varados el mes pasado suponen un aumento significativo. "Es un tema importante", dijo la portavoz de NOAA, Connie Barclay.

La última vez que el morbillivirus causó la muerte masiva de delfines fue en 1987-1988, cuando más de 740 delfines mulares murieron desde a Nueva Jersey a Florida.

De todas las edades y tamaños


Según el Acuario y Centro de Ciencia Marina de Virginia, que ha estado estudiando las carcasas de los delfines, la mayoría son machos.

La portavoz Linda Candler declaró que se han encontrado "de todas las condiciones desde los recientemente muertos hasta los que están en avanzado estado de descomposición, de todas las edades y tamaños".

Muestras de uno de los delfines que murió recientemente fueron enviadas para análisis, el cual puede llevar hasta dos semanas.

Otras posibles causas de la muerte de delfines en masa pueden ser el mal tiempo, las colisiones con embarcaciones o la contaminación.

Los científicos "no quieren especular, pero los investigadores (...) no creen que esto sea resultado de la interacción humana, sino una especie de evento biológico", dijo Candler.

Si se trata de una enfermedad, poco se pueden hacer, agregó. "Tiene que seguir su curso", dijo Candler. "No se puede vacunar a una población salvaje, por desgracia".

Comentarios