La explosión de las apps se acerca a su fin

La descarga de nuevas aplicaciones se congela
Aunque se acerque cada vez más a la saturación, el mercado de la telefonía móvil registró 3,9% de crecimiento mundial en ventas en el primer cuarto de 2016, según reportó Gartner.

Sin embargo, el rubro de las apps no parece acompañar ese movimiento positivo que experimenta su soporte. Ahora se reportó un anquilosamiento excepcional dentro de una historia que solo parecía indicar prosperidad. Todo comenzó en 2008, con el lanzamiento de la App Store de Apple y la tienda de aplicaciones de Android (entonces Android Market y ahora Google Play) ambas con más de 1,5 millones de aplicaciones tras casi una década de funcionamiento.

Aunque la industria de las apps continúa en funcionamiento, generando productos nuevos o mejorando los ya disponibles, las descargas del público parecen ser cada vez menores, con las excepciones de algunos programas de moda que atraen a sectores específicos. Según un reporte de comScore, el 65% de los usuarios estadounidenses de smartphones descarga un promedio de 0 aplicaciones por mes, mientras que solo el 8% baja uno y el 8,9%, dos.

A esta cifra, la compañía japonesa Nomura agregó nuevas perspectivas, gracias a datos de SensorTower. Según revela, los 15 mayores publicadores de apps (WhatsApp, Facebook, YouTube, Instagram, entre otros) vieron sus descargas descender 20% en Estados Unidos, al comparar los datos de mayo de 2015 con los de mayo de 2016.

Messenger de Facebook y la red social misma han sido dos de las más perjudicadas por los hábitos de descarga de los usuarios, mientras que otras pocas plataformas, como Snapchat, Uber y Airbnb, han salido victoriosos.

A nivel mundial, el fenómeno estadounidense se repite, aunque con menor intensidad: Messenger pasó de 42,3 millones de descargas en 2015 a 36 millones en 2016, y Facebook hizo lo propio,al bajar de 42 a 36. Para Snapchat, empero, las cifras del último año hacen evidente la popularización de la red, que pasó de 12 millones de descargas en 2015 a 27 millones en 2016, un crecimiento del 109% que alcanzó una tasa similar a Uber, que creció en 107%, al pasar de 5 millones a 10 millones. Aunque las proporciones fueron menores, Airbnb y Pinterest fueron parte del grupo selecto de apps beneficiadas, con crecimiento de 31% y 19%, respectivamente.

Solo contemplar los números de descarga no sirve para determinar el panorama completo del mundo de las apps: aunque las descargas de Facebook decrecen, la compañía sigue dominando. Llegó a los 1.650 millones de usuarios y consolidó 79% de sus ingresos como proveniente de la publicidad móvil.

El gran problema, no obstante, radica en que las apps más utilizadas provienen de compañías ya establecidas y maduras, lo cual podría suponer que las grandes revelaciones en este tipo de plataformas serán cada vez más excepcionales. Quedará en manos de los motores de búsqueda, y no solo de los desarrolladores, desenterrar las próximas grandes joyas.