La estrella del año fue Plutón

Aunque no tiene brillo ni gran tamaño, en 2015 el planeta enano consiguió su protagonismo al mostrarse por primera vez. Este es uno de los grandes descubrimientos que marcaron el año en la ciencia

Los cinco descubrimientos del año

Cara a cara con Plutón

La sonda New Horizons partió de la Tierra en 2006 cuando Plutón era todavía el noveno planeta del Sistema Solar. Con el viaje ya en marcha fue rebajado a la categoría de planeta enano, pero aún así, años después del debate, la sonda envió a la Tierra imágenes inéditas, a color y en alta resolución del cuerpo celeste. Su momento de encuentro fue el 14 de julio de este año y gracias a lo capturado por la sonda se conoce que su diámetro es más grande de lo que se estimaba, que tiene montañas de 3.500 metros de altura, que es probable que esté activo geológicamente y que, por eso, haya chances de que se trate de un planeta enano relativamente joven. También se pudo ver a Caronte, su satélite más grande, que tiene casi la mitad de su diámetro. Se descubrió que su superficie además de montañas, tiene cañones y deslizamientos de tierra, algo que sorprendió a los investigadores responsables de la misión. Hace algunos días, la NASA hizo públicas las fotos más nítidas de su superficie.

Cómo editar la vida

Este año la genética fue la elegida por las dos revistas científicas más prestigiosas –Science y Nature – como el área con el avance más importante del año. El descubrimiento que generó el hito este año fue la técnica conocida como CRISPR. Se trata de un procedimiento que facilitó y aceleró el proceso de modificación genética. Esto es importante porque de alguna forma, según describió Science, “democratizó” la edición genética, y como consecuencia, generó que el debate ético sobre la modificación sea cada vez más polarizado, aunque necesario. Este año un grupo de investigadores chinos utilizó la técnica para modificar embriones no viables y corregir el gen de la beta-talasemia, hecho que encendió la discusión. El debate reunió a 500 especialistas en Washington, quienes concluyeron que aún no es momento de usar la técnica en embriones destinados a embarazos y si bien no se lo descartó para estudios básicos, se indicó que se necesita establecer una regulación clara para su uso.

Un nuevo antepasado del ser humano

Este año la genética fue la elegida por las dos revistas científicas más prestigiosas –Science y Nature – como el área con el avance más importante del año. El descubrimiento que generó el hito este año fue la técnica conocida como CRISPR. Se trata de un procedimiento que facilitó y aceleró el proceso de modificación genética. Esto es importante porque de alguna forma, según describió Science, "democratizó" la edición genética, y como consecuencia, generó que el debate ético sobre la modificación sea cada vez más polarizado, aunque necesario. Este año un grupo de investigadores chinos utilizó la técnica para modificar embriones no viables y corregir el gen de la beta-talasemia, hecho que encendió la discusión. El debate reunió a 500 especialistas en Washington, quienes concluyeron que aún no es momento de usar la técnica en embriones destinados a embarazos y si bien no se lo descartó para estudios básicos, se indicó que se necesita establecer una regulación clara para su uso.

Tarde pero llegó

Si hay que hablar de catástrofes, el ébola engloba una de las más importantes en los últimos años. La enfermedad que mató a más de 11.000 personas e infectó a cerca de 27.000, hubiera necesitado una vacuna efectiva hace un año, pero los tiempos de la ciencia y la lógica de la industria farmacéutica hicieron que fuera recién este año que se lograra una vacuna con una efectividad alta, tanto que en las 4.000 personas de Guinea en las que se probó, demostró una eficiencia del 100%. Este, se espera, será el golpe de gracia para los focos que todavía quedan en el oeste africano. El proceso de creación de este tipo de vacunas puede llevar una década, pero con el ébola se hizo en apenas 12 meses. La vacuna demostró poder proteger a quienes se les administrara en apenas 10 días y recibió el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Médicos sin Fronteras y expertos de diferentes países.

Marte y el misterioso anuncio de la NASA

Comenzó con la promesa de una primicia por parte de la agencia espacial estadounidense y terminó siendo la confirmación de que, como se venía pensando hacía varios años, hay agua en la superficie de Marte. El anuncio surgió a partir de imágenes del territorio marciano que mostraban surcos formados en temporadas cálidas y que desaparecían en las más frías. No es la primera vez que se descubre agua en Marte, pero según sostuvieron los investigadores responsables, estas son las pruebas más fuertes hasta el momento. Por otra parte, hay un tipo específico de bacterias que podrían habitar estas concentraciones de agua debido a la presencia del mineral, algo que podría indicar que hay vida dentro del planeta rojo. Marte es el único planeta hasta el momento en el que se ha encontrado agua en estado líquido sobre la superficie. Asimismo se comprobó que los surcos contienen un tipo de sal que podría servir como propulsora para cohetes.

Los hechos importantes de 2015 para la ciencia uruguaya

Desde 2015 Uruguay tiene por primera vez a uno de sus investigadores como científico asociado de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (NAS, por su sigla en inglés). Se trata del profesor de la Facultad de Medicina Rafael Radi y el cargo es el equivalente a jugar en las grandes ligas de la ciencia. Esto, según dijo Radi, no solo es un logro personal sino también un destaque para el país y la maduración de su aparato científico nacional.

Fue también este año que investigadores del Institut Pasteur de Montevideo y de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República hicieron un descubrimiento que avanza en la lucha contra el HIV. Su logro fue resolver la estructura de la cápside –algo así como la coraza– de un virus muy similar al HIV. Esto implica un puntapié para desarrollar métodos que ataquen al virus.

Además, este año se diseñaron los primeros corderos “a la carta”, a través del método CRISPR, que tan discutido ha sido durante el año. Eso permite crear ejemplares que produzcan mejor lana y carne de lo que lo harían naturalmente.

Por otra parte, este año ocurrió otro suceso que si bien cayó del cielo y todavía no ha sido estudiado a fondo, sacudió a la prensa local y generó el entusiasmo de los aficionados: un meteorito cayó en una casa en la ciudad de San Carlos, Maldonado. Será trabajo de los investigadores de la Facultad de Ciencias estudiarlo para sacar nuevas conclusiones.

Por último, toca el turno a los reptiles y anfibios, que este año tuvieron su primera guía para la conservación, resultado de un estudio en todo el país. Además tuvieron su propio documental del fotógrafo Marcelo Casacuberta.

Acerca del autor