La Estación Espacial Internacional recibió a "Dragon"

La cápsula no tripulada, propiedad de la empresa estadounidense SpaceX, se acopló el domingo al laboratorio espacial con unos 550 kilos de suministros, un día después de lo esperado


Luego de superar un problema con uno de sus propulsores, la cápsula no tripulada Dragon fue capturada el domingo por el brazo robótico de la Estación Espacial Internacional (EEI), para después acoplarse al módulo Harmony del laboratorio espacial.

Según informó la NASA, está previsto que la cápsula -propiedad de la compañía estadounidense SpaceX- pase 22 días acoplada a la EEI, en su segunda misión de un total de 12 previstas en un contrato de SpaceX con la agencia espacial.

Dragon despegó el viernes desde Cabo Cañaveral, Florida, y estaba previsto que llegara a la EEI el sábado, pero la NASA se vio obligada a posponer la maniobra de acoplamiento debido a un problema con los propulsores de la cápsula.

Estos  son los que permiten a los ingenieros dirigirla desde la Tierra una vez entrada en órbita y, de los cuatro propulsores con los que cuenta, solamente uno estaba en funcionamiento a los nueve minutos luego de haber despegado.

Problema resuelto


Poco después el programa de la EEI informó que dos de los cuatro propulsores ya estaban activados, lo que elevaba las posibilidades de que la Dragon completara su misión. Finalmente, la NASA confirmó el sábado que la maniobra se cerraría al día siguiente.

Esta misión supone el tercer viaje de una cápsula Dragon, después de un vuelo de demostración en mayo de 2012 y la primera misión de reabastecimiento en octubre del año pasado.

La cápsula lleva unos 550 kilogramos de suministros para la tripulación de la EEI y sus experimentos a bordo del laboratorio, una instalación de 100.000 millones de dólares en la cual participan quince países, y que orbita a unos 385 kilómetros de la Tierra, a unos 27.000 kilómetros por hora.

De regreso


El programa prevé que la cápsula Dragon vuelva a la Tierra el 25 de marzo y descienda con paracaídas sobre el océano Pacífico frente a las costas de Baja California, trasladando más de una tonelada en equipos y experimentos.

A bordo de la EEI están actualmente seis tripulantes: los rusos Oleg Novitski, Yevgueni Tarelkin y Román Romanenko, los estadounidenses Kevin Ford y Tom Marshburn, y el canadiense Chris Hadfield.

El desarrollo de Dragon es un hito para la industria espacial estadounidense ya que, tras la retirada de los transbordadores de la NASA en 2011, el transporte de carga y tripulantes de la EEI ha estado en manos de las naves rusas Soyuz.

Acerca del autor

Comentarios