La esperanza móvil se llama 5G

Los dispositivos presentados en Barcelona necesitan de mayor velocidad y más ancho de banda
El lema de la edición 2016 del Mobile World Congress (MWC) es "Móvil es todo". ¿Aguantará la red la conexión de millones de smartphones y millones de objetos conectados como autos, heladeras o casas? La respuesta solo será afirmativa gracias al 5G, tema central del evento que congrega a 100.000 asistentes de más de 200 países en Barcelona.

Para los consumidores, el 5G debe aportar más velocidad y más ancho de banda para permitir el desarrollo del video en línea, la realidad virtual o incluso la llegada de los hologramas. En este caso, se necesita un ancho de banda superior a los 10 gigabits por segundo (Gb/s) y las redes 4G no los pueden ofrecer. Pero en el futuro, el 5G podrá alcanzar los 20 Gb/s.

El principal reto del 5G es la esperada explosión del Internet de las Cosas en campos tan variados como sensores, sanidad, transporte o máquinas industriales, para los que el 4G no está adaptado.
Por ejemplo, el coche autónomo avanza de forma imparable. Las firmas SEAT, Samsung y SAP presentaron en el MWC conceptos avanzados que han desarrollado de manera conjunta con el objetivo de garantizar que los usuarios permanezcan "siempre conectados de manera segura" .

"Será necesaria una red con una latencia de pocos milisegundos para el automóvil por ejemplo. Con el 4G, un vehículo autónomo a 100 km/h necesitará tres metros para accionar el freno mientras que con el 5G solo serán unos centímetros", explicó Mérouane Debbah, director matemático y algorítmico de Huawei. "Pero para ello haría falta una cobertura del 99,99% en cualquier punto del globo", precisó.

Aquella alianza empresarial presentó SEAT ConnectApp, una aplicación que permite reservar, por ejemplo, una plaza de estacionamiento desde cualquier ubicación mediante el reconocimiento de la huella dactilar; luego, guiará al conductor hasta ese lugar y emitirá una señal para que la barrera de seguridad del parking se abra de manera automática al reconocer el coche. Al salir, el conductor podrá pagar directamente desde la app.

Pero la principal novedad es la función de autorizar a otra persona a usar el vehículo sin tener que darle la llave. Solo basta con realizar una copia virtual de la llave digital del auto y transferirla al dispositivo móvil de la otra persona. En el futuro se podrán configurar y restringir una serie de funciones como limitar la velocidad máxima.

MWC2016h.JPG

Nuevas realidades

El 5G deberá permitir también el internet inmersivo que llegará de la mano del video 8K (de ultra alta definición) y los cascos de realidad virtual. Justamente, el idilio entre esta tecnología y el mundo móvil es una tendencia indiscutible en este Mobile World Congress.

Mark Zuckerberg, CEO y fundador de Facebook, ha sacado la artillería pesada para promover su adopción: Facebook es dueño de Oculus, que soporta videos de 360 grados y emplea a cientos de ingenieros para hacer frente a los "desafíos complejos" que aún presenta la tecnología.

En Facebook, según Zuckerberg, cada día un millón de personas ve videos de 360 grados: hasta la fecha se han subido 20.000 piezas de este tipo y se añaden varios cientos a diario. La necesidad de más ancho de banda es imperiosa.

Más allá del ámbito social y del entretenimiento, la realidad virtual tiene aplicaciones prácticas profesionales para ámbitos como el comercio, la medicina y la psicología.

La española Psious enseñó en Barcelona cómo usa la realidad virtual para desarrollar terapias psicológicas que complementan a las tradicionales: ya ha puesto en marcha tratamientos para trastornos de ansiedad o fobias.