La destreza oculta del iPod Touch

Aplicaciones básicas como la alarma y recordatorios pueden ayudar a personas dentro del espectro autista a realizar las tareas laborales cotidianas
Tal vez no lo sabía, pero cuando Steve Jobs habló en 2006 de las “soluciones elegantes y simples” que a veces subestimamos por sencillas, el cofundador de Apple se refería también a otra cosa: a las soluciones que están allí, ya inventadas, al alcance de la mano, y que todavía nadie redescubrió como tales. Como el iPod Touch.

Resulta que este aparatito, además de todas las fantásticas funciones que ofrece a los amantes de la música y de Apple, demostró ser de gran ayuda para personas que padecen algún Desorden del Espectro Autista (ASD, por sus siglas en inglés).
El iPod Touch puede ser de gran ayuda para personas dentro del espectro autista, a través de funciones básicas que ya trae incorporadas: el reloj con alarma, el block de notas, el mapa y los recordatorios

El reproductor de música por excelencia de la compañía de Cupertino se convirtió ahora también en una herramienta especialmente útil para estas personas, sobre todo para asistirlas en el ámbito laboral.

Así, sin necesidad de descargar aplicaciones especiales desde iTunes o gastar fortunas (más allá de los US$ 190 que cuesta el iPod en Estados Unidos), el aparato tiene mucho para ofrecer a través de funciones básicas que ya trae incorporadas: el reloj con alarma, el block de notas, el mapa y los recordatorios.

Así concluyó un estudio publicado en el Diario de Rehabilitación Vocacional y recogido por The Atlantic, donde un grupo de investigadores describen una serie de casos de jóvenes y adultos que emplearon la tecnología del iPod para sus actividades laborales.

Y, si bien el estudio solo hace referencia al iPod, tal vez los resultados podrían extrapolarse a cualquier smartphone con estas aplicaciones.

Jeffrey y su nuevo entrenador


Tal es el caso de Jeffrey, un chico de 21 años con ASD que trabaja en un restorán de comida rápida. Sus deberes en el trabajo incluyen tareas básicas como limpiar los baños y guardar condimentos. Sin embargo, recordar cada vez qué debía hacer, cuándo parar y en qué momento pasar a la siguiente actividad, le exigían mucho tiempo y concentración. Jeffrey incluso necesitaba la guía de un entrenador de trabajo, cuando estos cobran un promedio de US$ 50 la hora en Estados Unidos.

Fue el terapeuta ocupacional quien programó el iPod Touch de Jeffrey para guiarlo a lo largo de toda la jornada de trabajo, a través de instrucciones específicas, alarmas y recordatorios. El aparato incluso le recordaba cada noche que debía ponerlo a cargar, señala The Atlantic.

Más independientes


Las personas con ASD suelen tener dificultades para comunicarse, carecer de habilidades sociales y depender de la rutina. No obstante, gracias al iPod Jeffrey logró trabajar de forma más independiente y sentirse más a gusto con su trabajo.

De hecho, los resultados de todo el estudio, llamado Investigación de rehabilitación y Centro de Entrenamiento para el iPod Touch, son igual de alentadores para otros de los casos estudiados.

Otro ejemplo es Lily, cuya mejora gracias al iPod quedó demostrada cuando la joven con ASD perdió el dispositivo. Durante ese período, que duró dos semanas, Lily volvió a su comportamiento habitual –llorar y llamar a su madre por teléfono cada vez que se frustraba en el trabajo– y pasó a depender de las instrucciones de un entrenador personal.

No es el aparato


Las personas con autismo suelen confiar más en las computadoras que en otros humanos, en parte porque estas son más predecibles, explicó uno de los investigadores, Tony Gentry.
El dispositivo en sí no es la solución", aclaró uno de los miembros de la investigación, Tony Gentry

No obstante, hizo hincapié en que el dispositivo en sí no es la solución: este necesita la intervención especializada de personas, que programen las aplicaciones que mejor se adecuen a cada caso. Por otro lado, Gentry señaló que las empresas deben estar preparadas para dar la bienvenida a empleados con ASD.

Y que, sl igual que con el caso del iPod Touch, seguramente existan otros dispositivos capaces de hacer cosas más grandiosas de lo que las publicidades dicen. Solo hay que reimaginarlos.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios