La computadora que es chef

Watson estuvo estudiando gastronomía por dos años y ahora el superordenador de IBM es capaz de realizar 35.000 recetas y generar nuevas en base a los ingredientes
Watson, la supercomputadora de IBM, acaba de demostrar que no solo puede triunfar en el famoso concurso televisivo de preguntas y respuestas Jeopardy! o ser un buen asistente para los médicos, sino que también tiene talentos para la cocina.

Hace dos años el equipo de IBM encargado del desarrollo de Watson propuso a Michael Laiskonis, director creativo del Instituto de Educación Culinaria de New York, enseñar el arte de la gastronomía al superordenador. "Se pusieron en contacto con nosotros para preguntarnos si estaríamos interesados en trabajar con ellos en la próxima generación de computación cognitiva", que se basa en máquinas cuya inteligencia aumenta al interactuar con grandes cantidades de información, dijo Laiskonis, quien aceptó el desafío de inmediato.

Este proceso de aprendizaje “secreto” duró dos años y tuvo resultados, según Laiskonis, lo tienen “encantado”.  Los resultados se exhibieron en el centro de convenciones de Austin, sede de festival anual de tecnología, música y cine South by Southwest (SXSW).
Lo entrenamos con unas 35.000 recetas y aprendió qué ingredientes son comunes en ciertas cocinas, qué ingredientes funcionan bien juntos y qué combinaciones hay que hacer para obtener un cierto plato", dijo Steve Abrams, director del grupo Watson

Ahora con el proceso de  aprendizaje finalizado, Watson simplemente necesita una directiva inicial para empezar a cocinar, por ejemplo, que se le indiquen los ingredientes principales. En base a eso, logra diseñar una receta por medio del estudio de la composición química de dichos ingredientes y la percepción humana de los mismos, deduciendo qué combinaciones pueden ser más ricas.

"Lo entrenamos con unas 35.000 recetas y aprendió qué ingredientes son comunes en ciertas cocinas, qué ingredientes funcionan bien juntos y qué combinaciones hay que hacer para obtener un cierto plato", dijo Steve Abrams, director del grupo Watson.

Durante SXSW, el público resolvió poner a prueba a la computadora chef pidiéndole que cocinara burritos, pero se lo desafió aún más colocando entre lo ingredientes principales chocolate  y un parámetro como cocina austríaca. Como respuesta a esto, Watson sugirió carne de ternera picada, tortillas de maíz, queso y habas de soja, pero también sabores interesantes como el del melocotón, la canela, la raspadura de naranja y la vainilla. "Creo que los ingredientes del burrito austríaco con chocolate funcionan muy bien juntos y tengo una gran curiosidad por ver cómo seguirá evolucionando Watson", explicó Laiskonis.

Los ingenieros de IBM eligieron Austin para presentar el talento culinario de Watson por la tradición gastronómica de la ciudad y también porque SXSW congrega a muchos expertos en tecnología.

Acerca del autor

Comentarios