La científica que creó el software para llegar a la luna en 1969

Barack Obama honró con la Medalla de la Libertad a Margaret Hamilton

La científica Margaret J. Hamilton se convirtió desde hace tiempo en un verdadero ícono para mujeres y hombres en el campo de la computación y la ingeniería, universos que suelen estar dominados por el sexo masculino con cierta exclusividad.

Especialista en computación, matemática e ingeniera durante comienzos de la década del sesenta, Hamilton, trabajó para el Proyecto Sage Philco-Ford, en el que a partir del uso de radares podía seguir trayectorias de aeronaves desconocidas. Además escribió un código para el Laboratorio de Investigación Cambridge de la Fuerza Aérea en un momento donde el campo de las ciencias de la computación todavía no era un rubro establecido. Fue la creadora de las rutinas que luego se añadirían a la computadora del módulo de comando del Apolo 3.

Cuando formó parte del Charles Stark Draper Laboratory en el MIT, en 1965 se convirtió en la responsable del desarrollo del software de vuelo a bordo de las computadoras de la misión Apolo que llegó a la luna. Desde el MIT celebraron el reconocimiento otorgado por Barack Obama a la cientista- junto a otras personalidades- antes de dejar la Casa Blanca.

Minutos antes de que el módulo con los astronautas Neil Armstrong y Buzz Aldrin tocara la superficie lunar el 20 de julio de 1969, se dispararon alarmas debido a un error. Hamilton había introducido un cambio al software de la misión que fue vital en ese momento crítico. La ingeniera había diseñado lo que se conoce como un sistema "asíncrono", que permitía dar prioridad a las funciones imprescindibles, descartando las que no lo eran.

La ingeniera en el módulo de mando de la misión a la Luna. Hamilton estuvo al frente del equipo de software, integrado en su mayoría por hombres. "La acción del software fue la de eliminar tareas de prioridad baja y restablecerlas más importantes", escribió en una carta en 1971. "Si el ordenador no hubiera reconocido este problema y llevado a cabo la acción de recuperación, dudo que el Apolo 11 hubiera logrado su aterrizaje exitoso en la Luna". Pero Hamilton no es solo una ingeniera de software pionera, es la persona que creó el término mismo "ingeniería de software" para que su disciplina lograra el reconocimiento debido.

Gracias a estob el Apolo 11 evitó una crisis que habría sobrecargado el ordenador y alunizó con éxito.

El reconocimiento es a aquellas personas civiles que contribuyeron en la defensa e historia de los Estados Unidos. Obama también premio a Melinda Gates (por su labor humanitaria junto a su esposo Bill Gates) y -de manera póstuma- a Grace Hopper conocida por facilitar las codificaciones en software que permitieron realizar rápidas traducciones.



Fuente: Infotechnology