La carne de delfín en boca de todos

Una incautación de 7 toneladas en Taiwán, un restaurante en Italia y más sobre la venta ilegal de carne de delfines para comer
Las autoridades de Taiwán anunciaron este martes haber incautado de 7,65 toneladas de carne de delfín, uno de los mayores en la isla. La policía encontró la carne este fin de semana durante la inspección de una fábrica de productos congelados en la ciudad de Kaohsiung, en el sur.

Los tests confirmaron que se trataba de delfín y, según la oficina del distrito de la zona que llevó a cabo la inspección, la carne corresponde a unos 150 animales. El propietario de la fábrica dijo habérsela comprado a unos pescadores y podría ser condenado a hasta cinco años de prisión y a una multa de 1,5 millones de dólares taiwaneses (unos US$ 50.000) por violación de las leyes de protección de la flora y la fauna, indicó la agencia.

Las autoridades están llevando a cabo una investigación para determinar dónde y cuándo fueron capturados y vendidos los delfines.

En diciembre en Italia comenzó una investigación en Civitavecchia, una ciudad del norte de Roma, donde un periodista hizo una cámara oculta donde se mostraba la venta de trozos de carne de delfín en una ensaladas gourmet de un restaurante. Según el informe emitido por el canal Italia Uno, los comensales pedían "negro" en su platos, palabra clave para referirse a este producto prohibido por ley.

Prohibido e insalubre


Comer delfines y ballenas es una tradición entre la población de las zonas costeras de Taiwán, que los consideran buenos para la salud. Pero desde 1989 todas las especies de estos animales están protegidas por una ley.

Según los autores de The Cove (2009), un documental sobre la matanza de delfines en Taiji que ganó un premio Oscar, "mucha de la carne de delfín vendida alrededor de Japón está etiquetada de forma incorrecta o es vendida como carne de ballena, que se vende mucho más cara que la de delfín".

Además de ilegal, los estudios a muestras de carne de delfín han demostrado que la misma es tóxica, ya que tiene niveles de mercurio que pueden llegar a ser 5.000 veces superiores a lo considerado saludable.

Comentarios