La cama del astronauta Scott Kelly en la EEI

Así es como pasan la noche los actuales habitantes del laboratorio espacial
Durante un año, el astronauta Scott Kelly deberá dormir en posición vertical. Y por si fuera poco, tendrá que estar amarrado para no salir volando por la Estación Espacial Internacional (EEI).

Este viernes, el astronauta compartió en Twitter una foto del cubículo en el que duerme, que recuerda mucho a los hoteles cápsula japoneses, en los que la habitación del huésped es del tamaño del espacio donde va a dormir.

Frente a su cama están las computadoras con las que trabaja. En una pared con velcro están algunas de las herramientas que el astronauta conserva cerca, algo así como una mesita de luz, solo que hay que amarrar los objetos para que no se vuelen.

Kelly es miembro de una tripulación de seis personas en EEI. La plataforma en órbita está a 320 kilómetros sobre la Tierra y se desplaza a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora. Kelly vivirá durante un año en la estación y la NASA investigará los efectos que esto tendrá en su cuerpo. A su vez, los resultados de los estudios se compararán con los de su hermano gemelo, Mark Kelly, también astronauta, que se encuentra en la Tierra.

Los astronautas de la EEI duermen en sobres de dormir que van enganchados a la cabina destinada para sus momentos de descanso. Como en el espacio no hay abajo ni arriba, pueden dormir en cualquier orientación, explica la NASA. Sin embargo, los cubículos están diseñados para que duerman en posición vertical.

La astronauta italiana Samantha Cristoforetti también compartió su cuarto con sus seguidores de Twitter:

 


En este video de la NASA se explica cómo funcionan estas camas:



 

 

Comentarios