La batalla de una madre contra Facebook

Louise Palmer considera que todas las fotos, mensajes o posts de su difunta hija en la red social le pertenecen y reclama el acceso a su cuenta
Semanas atrás varias redes sociales -como Facebook, Twitter e Instagram- dieron a conocer sus nuevas políticas de uso y privacidad en referencia a los casos de usuarios fallecidos. En teoría, la mayoría de estas plataformas funcionan con un sistema  de "herencia" en la que, antes de morir, los usuarios pueden asignarle su cuenta a otra persona para que esta pueda controlarla una vez fallecido el dueño original.

Sin embargo, Louise Palmer, una madre británica, le reclamó a Facebook la posibilidad de ingresar al perfil de su hija, Becky Palmer, fallecida a los 19 años a causa de un tumor cerebral. La madre le pide a los ejecutivos de la red social que le permitan acceder al perfil de su hija que desde la fecha de su partida se encuentra en modo "Memorial". La mujer justifica este pedido con el argumento de que todo el material que allí está publicado le pertenece a su familia.

"Perder un hijo o una hija es la peor cosa que te puede suceder y uno tiene miedo de que las personas se olviden de ella (...) Entrar a la cuenta y mirar los comentarios que sus amigos continuaban escribiendo en su muro me daba certeza de que todavía la recordaban", contó a la BBC.

En respuesta, Facebook se respaldó en sus políticas de seguridad, alegando que la joven Palmer no habría asignado ningún heredero a su cuenta, por lo que el perfil de la joven pasaría a desaparecer y quedar en modo visible únicamente para sus amigos. La madre de la difunta se indignó ante esta medida debido a que ella no tenía Facebook cuando la adolescente vivía por lo que nunca entablaron una amistad virtual.

La mujer le escribió una carta al propio Zuckerberg explicando su situación pero aún no ha obtenido respuesta por parte del fundador de la red social.

 


Un tema tabú


 

¿Qué sucede con las cuentas en las demás redes sociales después de la muerte del usuario? Twitter e Instagram exigen atravesar un largo procedimiento legal que se resume en demostrar la identidad del difunto. Al igual que Facebook, ambas permiten mantener activo el perfil a modo de homenaje.

Twitter expone detalladamente en su página web de soporte todos los datos necesarios para confirmar el fallecimiento de un usuario. Entre ellos se destacan: una copia del certificado de defunción, una copia del documento de identidad y una declaración firmada por un familiar o representante. Toda esta documentación debe ser enviada vía correo tradicional a sus oficinas en California, Estados Unidos.

Instagram exige pasar por un proceso similar, aunque el mismo puede llevarse acabo directamente vía online en la web de soporte oficial.

En 2013, Google lanzó una nueva función para decidir qué hacer con los servicios como Gmail, YouTube o Picasa al morir. “Esperamos que esta nueva función permita preparar la vida digital tras la muerte de una forma que proteja la vida privada y su seguridad”, informó la empresa en un comunicado al presentar la función “gestión de cuenta inactiva”. Esta le pide al usuario que elija cuándo destruir sus datos tras tres, seis o 12 meses de inactividad, o que seleccione un contacto de confianza para que reciba los datos.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios