La astronauta tuitera cumple 200 días en el espacio

Samantha Cristoforetti mostró cómo se come, se va al baño y se toma café sin gravedad; regresa a la Tierra el 11 de junio
La astronauta italiana Samantha Cristoforetti apura sus últimos días en el espacio tras convertirse en la mujer que más tiempo ha permanecido en la Estación Espacial Internacional, un periodo en el que ha tuiteado los pormenores de su día a día.

Miembro de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), Cristoforetti emprenderá su retorno a la Tierra a bordo de una nave Soyuz el próximo jueves 11 de junio junto a sus colegas, el estadounidense Terry Virts y el ruso Anton Shkaplerov.

El descenso comenzará a las 6.55 GMT para concluir doscientos minutos después en la estepa de Kazajistán, donde la italiana pondrá nuevamente los pies sobre la Tierra tras pasar 200 días en la Estación Espacial.

En este tiempo, la italiana no ha permanecido aislada, sino que ha entablado contacto directo con el planeta mediante la red social Twitter, en la que es muy activa y que ha empleado para mostrar su rutina a más de medio millón de seguidores.

De este modo ha podido dar respuesta a preguntas que seguramente muchas personas se hacen, como el modo en el que un cosmonauta se las apaña para comer o para ir al baño, siempre mediante ilustrativos videos publicados en su portal de Youtube.

Embed

Hoy, a tan solo dos días de su vuelta a casa, la italiana se despertaba maravillada con "las primeras sombras azuladas que anuncian al sol" cuando amanece y mandando un saludo a Turquía, ya que esos momentos el estación orbital sobrevolaba Estambul y el mar de Mármara.

Y es que, además de centrarse en sesudos experimentos científicos, la italiana ha tenido tiempo para compartir con los terrícolas las impresionantes imágenes que tomaba del planeta azul.

Durante esta experiencia ha podido ver desde un punto de vista cenital todo tipo de lugares como el Mar de Aral, "una vez el cuarto lago más extenso del mundo y hoy prácticamente seco", o el lago Titicaca, en la frontera entre Bolivia y Perú.

Además, ha hecho las veces de perfecta embajadora de Italia llevando al espacio dos de los bienes más preciados de la cultura itálica: el café y la comida.

Así, se involucró en el "Proyecto ISSpresso", con el que logró preparar el primer y "auténtico" café italiano en condiciones de ingravidez.

También enseñó la receta de su plato preferido, un "delicioso" bocadillo de pollo a la cúrcuma hecho, eso sí, a base de productos en forma de puré y conservados en sobres plásticos.

La relación con sus seguidores ha sido recíproca y estos, mediante una iniciativa de RaiNews, le han sugerido cada viernes una canción con la que despertarse, la última Balliamo sul mondo (Bailamos sobre el mundo) de Luciano Ligabue.

En estos 200 días se ha convertido en una figura popular en Italia y tanto el primer ministro, Matteo Renzi, como el presidente del país, Sergio Mattarella, le han trasladado con sendas videoconferencias el "orgullo" que representa como primera italiana en el espacio.

Paradójicamente, Cristoforetti ha batido el mencionado récord gracias a un error técnico, en concreto por un problema con el ensamblaje de la nave rusa Progress 59, que modificó el programa de relevos y obligó a posponer su regreso un mes.

De este modo la italiana ha superado a la estadounidense Sunita Williams, que en 2007 permaneció durante 195 días en órbita.

Cristoforetti nació en Milán (norte de Italia) el 26 de abril de 1977 y es licenciada en Ingeniería por la Universidad Técnica de Munich, en Alemania, además de cursar otras disciplinas como Aeronáutica y Tecnologías químicas en Toulouse o Moscú.

Fue contratada por la ESA en 2009 y, en noviembre del año siguiente, completó con éxito el adiestramiento para cosmonautas, algo que le permitió participar en esta misión y contarnos cómo es la vida en el espacio.
Fuente: EFE

Populares de la sección