La amenaza irreversible del glaciar Totten

La entrada de agua cálida derrite a uno de los más grandes del planeta; de él fluyen 70.000 millones de toneladas de hielo cada año
El glaciar antártico Totten, uno de los más grandes del planeta, oculta dos canales submarinos que permiten la entrada de aguas cálidas, lo que contribuiría a que se derrita y potencialmente aumente el nivel de las aguas, informaron fuentes científicas.

El estudio, publicado en la revista científica Nature Geoscience, muestra la existencia de una depresión subglacial de unos cinco kilómetros de ancho que forma una entrada y un túnel que se extiende por debajo del Totten hasta la línea costera, según un comunicado de la División Australiana Antártica (AAD, siglas en inglés).

La investigación complementa un hallazgo de una expedición científica que a principios de año determinó que el glaciar, de 120 kilómetros de largo y 30 de ancho, se estaba derritiendo si bien entonces no se pudo establecer la profundidad a la que penetraba el agua cálida.

El Totten se desagua en unos 538.000 kilómetros cuadrados de la Antártida Oriental (un poco más grande que el territorio español) y de él fluyen unas 70.000 millones de toneladas de hielo cada año, una descarga que hasta el momento se ha considerado como normal.

"El Totten es el glaciar que se está reduciendo con mayor rapidez en la Antártida, lo que puede potencialmente generar una pérdida importante de hielo", dijo el experto en glaciares de la AAD, Jason Roberts, quien participó en esta investigación que se apoyó en técnicas geofísicas para descubrir estos canales.

"El estudio identifica directamente unas entradas de aguas cálidas por debajo del glacial, lo que es una de las razones probables para que se derrita", acotó Roberts.
El Totten es el glaciar que se está reduciendo con mayor rapidez en la Antártida, lo que puede pontecialmente generar una pérdida importante de hielo", dijo el experto en glaciares Jason Roberts

El director del estudio, Jamin Greenbaum, expresó su preocupación por lo que puede suceder en la cuenca del Totten, que alcanza una profundidad de 1,7 kilómetros por debajo del nivel del mar y cubre hasta 4 kilómetros de hielo.

El potencial deshielo del Totten tiene la capacidad de elevar el nivel del mar del planeta en 3,5 metros y "aunque el proceso de derretido puede durar siglos, una vez que comience, éste puede ser irreversible", alertó Greenbaum.

Acerca del autor

Comentarios