La alergia al WiFi: ¿mito o realidad?

Si bien no hay evidencia científica para establecer a las ondas electromagnéticas como causantes de esta enfermedad, muchos afirman padecerla
El personaje de la serie Better Call Saul, Chuck McGill reavivó la discusión sobre una afección tan poco común como conocida: la electrosensibilidad o “alergia al wifi”. Los síntomas que describe la Organización Mundial de la Salud (OMS) son: enrojecimiento y ardor en la piel, fatiga, dificultades para concentrarse, mareos, náuseas, palpitaciones cardíacas y problemas digestivos.

Por eso, McGill se cubre con un material especial para protegerse de los campos electromagnéticos, los supuestos causantes de los síntomas. McGill se aleja de todo dispositivo electrónico, especialmente con conexión inalámbrica. Según la OMS, esta afección afecta a unas pocas personas por millón, pero no hay evidencia científica para probar que sea causado por los campos electromagnéticos.

Hay expertos que la consideran un problema de orden psicológico: tienen estos síntomas cuando creen que se están enfrentando a algo peligroso. Un artículo de dos expertos en psicología del King’s College de Londres publicado en The Guardian le echa la culpa a los medios, argumentando que ayudaron a aumentar la paranoia.

¿En qué se basaron? Hicieron un experimento en el que mostraron un programa de televisión que hablaba de la enfermedad y comprobaron que los espectadores estaban más propensos a sentir los síntomas descritos en la televisión.

Comentarios