Kim Dotcom volvió como héroe de culto

El excéntrico creador de Megaupload, actualmente en libertad condicional, anunció a través de Twitter el regreso del sitio de intercambio de archivos
“SOPA está muerta. PIPA está muerta. ACTA está muerta. MEGA(upload) regresará. Más grande, mejor y más rápida”, publicó Kim Dotcom, creador de Megaupload, a través de su cuenta en Twitter, donde tiene más de 76 mil seguidores.

Haciendo referencia a la caída de los proyectos de ley Stop Online Piracy Act (SOPA), PROTECT IP Act (PIPA) y el Acuerdo Comercial Anti-Falsificación (ACTA), alimentó la posibilidad de que el sitio de descargas estuviera de nuevo en la red.

Dotcom, el regreso


Luego de ser detenido por la justicia neozelandesa y sufrir el cierre de su creación, Dotcom se transformó en “héroe de culto” a pesar de haber sido acusado por Estados Unidos de crimen organizado, indicó Gavin Ellis, analista político de la Universidad de Auckland, al canal de televisión 3 News.

Ahora en libertad condicional y esperando que su sentencia de extradición sea resuelta, Dotcom mantiene que el cierre de Megaupload fue ordenado por la Casa Blanca después de que ejecutivos de Hollywood se reunieran con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden.
Cuando los gobiernos acusan de cargos criminales por actividades ilegales a un típico chico de IT (tecnología de la información) que solo abre un servicio para compartir archivos (...), es evidente lo pobre que es el intento por extraditarlo", dijo Steve Wozniak la semana pasada sobre el juicio a Dotcom

De acuerdo con Ellis, sus victorias legales –declararon ilegales los allanamientos realizados en su hogar– han fomentado la percepción entre la población de que se trata de una contienda entre “David y Goliath”.

Pero no solo de la población recibe apoyo. El cofundador de Apple, Steve Wozniak, censuró esta semana en Chile la postura de Washington de querer perseguir a una empresa como Megaupload que, opinó, no ha violado los derechos de autor.

Al sitio se le acusa de haber causado más de U$S 500 millones en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor de compañías y obtener con ello unos beneficios de U$S 175 millones.

Populares de la sección

Comentarios