Justicia niega acceso a cuenta de Facebook a padres de adolescente muerta

Se rechazó la demanda con el argumento de que se vulneraría el respeto a la privacidad de la afectada
La Justicia de Berlín rechazó la demanda de unos padres que pretendían lograr de Facebook el acceso a la cuenta su hija, una adolescente muerta en 2012, para tratar de esclarecer a través de sus chats si se suicidó.

La Corte de Apelación de la capital alemana argumentó su negativa en que ello vulneraría el respeto a la privacidad de la afectada, de 15 años.

Recordó al respecto que el precepto de la confidencialidad de los correos y conversaciones está garantizado por la Constitución alemana, también en lo que respecta a las telecomunicaciones.

La cámara berlinesa no incidió en su sentencia, sin embargo, a la cuestión fundamental de si una cuenta en Facebook puede ser heredada por los familiares.

Los querellantes, que no comparecieron personalmente ante la cámara, expresaron a través de su abogado su profunda decepción por la sentencia, contra la que tienen la opción de presentar un recurso ante el Tribunal Supremo.

La demanda había sido formalizada por la madre de la joven, una muchacha que en 2012 murió atropellada por el metro en una estación de Berlín.

El consorcio estadounidense les negó el acceso a la cuenta en su red social, método con el cual la familia pretendía poder esclarecer, a través de las comunicaciones mantenidas, si la joven se quitó la vida.

Facebook consideró, además, que permitir el acceso a esa cuenta no solo afecta a la privacidad de la muchacha, sino también de los comunicantes con los que ella se había mantenido en contacto.

El abogado de los demandantes calificó de "más que amarga" para los padres la decisión de la Justicia, que esperaba que llegase a sentar jurisprudencia incluso a escala europea en un caso "especialmente sensible y dramático" para la familia.

En su argumentación ante la Corte, el representante de la familia había equiparado los contenidos en la cuenta de la red social con los diarios íntimos o cartas privadas, que en caso de deceso pasan a manos de los herederos, en este caso, sus progenitores.

Facebook, por su parte, expresó a través de su comunicado su respeto hacia el dolor de la familia, así como su propósito de buscar una solución de compromiso que satisfaga sus intereses y, a la vez, respete la privacidad tanto de la directa afectada como de terceras personas.

La sentencia fue pronunciada en segunda instancia, después de que en 2015 la Audiencia berlinesa dictaminara a favor de los padres, decisión contra la que Facebook presentó un recurso.
Fuente: EFE