Juguetes para pensar como científicos

¿Un ingeniero se hace o se nace? Un poco de ambas opciones. Los juegos STEM dicen que fomentan el interés por las ciencias en los niños
La curiosidad es una condición natural con la que nace cualquier ser humano pero su desarrollo, sobre todo en la niñez, es fundamental. Los juegos son la forma a través de la que los niños experimentan el mundo, aprenden los límites de lo posible, desarrollan sus capacidades y comienzan a construir su personalidad. Como es lógico, no todos los juegos poseen las mismas características ni ofrecen las mismas herramientas. Aunque todos los pasatiempos son necesarios en la vida del niño, los puzzles y los peluches, por ejemplo, ofrecen experiencias diferentes.

Hay una categoría de juegos que asegura que fomenta el interés por las ciencias en niños y niñas. En informática, en particular, dicen estimular el aprendizaje precoz de nociones de programación. ¿Cuáles son estos juegos? y, principalmente, ¿cuáles son las habilidades que fomentan?

El laboratorio en casa

Experimentos que ayudan a los niños a entender en qué consisten las energías renovables, robots que solo funcionan con luz solar o molinos de viento que consiguen cargar las pilas forman parte de la amplia variedad de juguetes relacionados con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Los juguetes STEM se caracterizan por aplicar cada una de estas disciplinas en el mundo real.

niña juegos bloques

Los bloques de madera o los legos todavía permanecen en los primeros puestos en las ventas de juguetes dentro de la categoría "científicos". No solo por ser más económicos que juguetes más sofisticados, sino también por la seguridad y simpleza que le brindan al niño.

Los juegos STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés) son considerados en la actualidad como un instrumento para aprender jugando.

Débora Saviotti, encargada del centro Gimnasia Mental TECA (Talleres de Estímulo al Conocimiento y el Aprendizaje), indicó a Cromo que la diferencia de los juegos lógicos y matemáticos tradicionales con lo más nuevos, por los que se puede realizar desde un experimento físico hasta armar un circuito eléctrico o programar un robot, es que el niño puede transformar el juego en otra cosa. "El niño tiene la posibilidad y capacidad de transformarlo en un juego nuevo", señaló.

Amazon, el gigante de comercio electrónico, lanzó en marzo de 2015 una división especial para juguetes STEM. La empresa explicó que eligió estos juegos porque "tienen metas claras y estimulan a los niños a aprender mientras se divierten". Según los datos manejados por Amazon, las ventas de este tipo de juegos en su página web han crecido 204% respecto al año pasado (ver Productos STEM).

Estos juguetes "permiten adentrar al niño en un mundo casi científico sin que lo perciba de esa manera", dijo el psicólogo social Roberto Balaguer, especialista en nuevas tecnologías.

Uno de los que ofrece la tienda STEM de Amazon es el kit de electrónica espacial. Contiene módulos electrónicos que se acoplan junto con pequeños imanes para la fácil creación de prototipos. Los módulos consisten en placas de circuitos minúsculos con funciones específicas (luz, sonido, sensores, interruptores, etc.) que se conectan entre sí para crear circuitos más grandes.

El juguete, que fue diseñado con colaboración de científicos e ingenieros de la NASA, tiene como objetivo fomentar el conocimiento sobre energía, robótica y transmisión inalámbrica de datos. Con él, los niños pueden descubrir cómo se logra una comunicación entre la Tierra y una nave espacial y cómo se transmite energía electromagnética.

Fisher-Price, una gran compañía de juguetes, presentó a principios de este año Code-A-Pillar, un gadget infantil que enseña programación a niños pequeños. Se trata de una oruga que se compone de ocho diferentes segmentos móviles. Cada sección tiene un color y cumple una operación distinta del resto: contiene una breve instrucción que marca el movimiento que debe realizar (adelante, atrás, derecha o izquierda). El juguete tiene como objetivo iniciar e incentivar a los más chicos en el área de la codificación a través de la secuenciación, la resolución de problemas y la programación. Además, la oruga se complementa con una aplicación para que los niños compartan los conocimientos adquiridos.

El colorido juguete saldrá a la venta en pocos meses y tendrá un costo de US$ 49,99.

niñas juegos bloques

Juegos para todos

¿Cuántos jóvenes responderían de manera afirmativa ante el interrogante de si disfrutan asignaturas como matemática, física o química? El porcentaje podría estar por debajo de lo esperado. Muchos creen que los juegos tecnológicos, como dispositivos electrónicos de matemática o juguetes robóticos, pueden lograr un cambio significativo en la educación de los niños.

Para Balaguer resulta muy productivo mostrarles este tipo de juegos a los niños para que se acerquen a esas materias de forma más amena y luego puedan enfrentárseles de manera "más natural y menos traumática".

Si se relaciona el interés de las generaciones más jóvenes por la tecnología y los juegos STEM específicos en electrónica, robótica, electricidad o programación, por mencionar algunas áreas, ¿se podría lograr algún cambio educativo? Según la Encuesta Continua de Hogares de 2014, el 43,1% de los jóvenes que terminó la educación secundaria no comenzó ninguna carrera terciaria. El 52,6% de las personas de entre 14 a 29 años declaró haber abandonado sus estudios por "falta de interés" o porque "le interesaba aprender otras cosas".

Ante este panorama, Saviotti sostuvo que este tipo de juegos son una "medida innovadora, eficaz e indispensable" en el aprendizaje de los niños.

La decana de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, María Simon, coincidió en que los juegos científicos pueden generar un impacto positivo en los liceales, en particular, los de robótica, electrónica o de química asociados a los clubes de ciencia.

A su juicio, los juegos STEM "tienen que tener lo propio del verdadero juego: ser divertidos pero no obvios, tener una componente desafiante que estimule la curiosidad, la actitud independiente y el trabajo en equipo". Y añadió: "Esto resulta muy favorable en los estudios y en la vida".

Simón explicó a Cromo que muchos estudiantes de la facultad perciben que los primeros cursos son "muy teóricos y distintos de lo que esperaban de la ingeniería". Por esa razón, se han implementado talleres en los primeros años a través de los que luego los alumnos eligen carreras de tecnólogo (mecánico, informático, en telecomunicaciones, en madera, cárnico), las cuales tienen más peso práctico. Para ellos, los juegos STEM serían un gran motor para empezar a pensar como científicos.

23cr04oruga1col.JPG


Productos STEM

LittleBits Súper
LittleBits permite que los módulos electrónicos se acoplen junto con pequeños imanes para la creación de prototipos. Los módulos consisten en placas de circuitos minúsculos con funciones específicas (luz, sonido, sensores, interruptores, etc.) que se conectan entre sí para crear circuitos más grandes.

Mio, el robot programable
Un kit científico único y original con el que construir un auténtico robot. Gracias a la gran colección de componentes intercambiables se puede transformar el robot como se quiera.

Tablero de cálculo
Una idea para iniciarse jugando en matemática. Los aros de madera se pueden colocar en línea según el número correcto en las varas, luego entran en juego las plaquitas con el resultado. O al revés.


Anti Gravity Magnetic Levitation
Crea un lápiz que flote en el aire, diseña un transportador personal utilizando el principio de levitación magnética, construye una escultura de metal que desafiará la gravedad.

Code-A-Pillar
El Code-A-Pillar permite que los niños conecten los segmentos que contiene para que se ponga en movimiento. De esa forma entenderán las bases de la programación y resolución de problemas.



Acerca del autor