Jugar a Mario Bros. agranda el cerebro

Según un estudio, el videojuego hace que crezca el volumen de la materia gris, responsable del control de los músculos, la memoria, el lenguaje y la percepción de los sentidos


Jugar al Mario 64 en una Nintendo DS portable durante media hora por día a lo largo de dos meses fue la consigna que los investigadores plantearon a un grupo de adultos. Al final de la maratón de videojuego, los resultados fueron concluyentes: los jugadores presentaron mayor cantidad de materia gris en el cerebro, es decir, el órgano creció en volumen.

El estudio, publicado en la revista científica Molecular Psychiatry y recogido por el sitio Mashable, mostró un "aumento significativo de la materia gris" tanto en el hipocampo bilateral como en la corteza prefrontal derecha.

La materia gris es el tejido que controla los músculos, la memoria, el lenguaje y es responsable de la percepción sensorial. En tanto, el hipocampo es responsable de la formación de la memoria y se encarga de conectar la información sensorial, como olores y sonidos, con la memoria.

Los investigadores del Instituto Max Planck de Berlín para el Desarrollo Humano, junto con los del Hospital St. Hedwig, optaron por Mario 64, que propone a los jugadores manejar al protagonista a través de un espacio tridimensional en el que la pantalla se divide en dos. En la primera, los jugadores pueden ver la posición de Mario sobre un mapa, mientras que en la otra ven la perspectiva en primera persona del icónico personaje de Nintendo. En concreto, la ganancia del cerebro se vio en los jugadores que se desempeñaron mejor en el videojuego.

Querer jugar


Otras conclusiones señalan la correlación entre el deseo de jugar y el crecimiento del volumen de la materia gris del jugador. A su vez, el efecto del videojuego fue más notorio en aquellos que dijeron que les gustaba jugar, algo que los investigadores especulan se debe al sistema de recompensa del cerebro, el cual libera dopamina cuando la persona disfruta una actividad. "Esta dopamina podría mejorar la materia gris, creando un círculo de devolución", explica Mashable.

Finalmente, el estudio concluyó que seguir investigando sobre esta línea podría conducir al desarrollo de terapias con videojuegos para desorden de estrés post traumático, esquizofrenia y enfermedades degenerativas.

Si bien no se puede generalizar que todos los videojuegos surten el mismo efecto, al menos los seguidores de Mario Bros. tienen una nueva razón para encender su Nintendo o ingresar al sitio de videojuegos retro Pong.

Acerca del autor

Comentarios