Jolla, el nuevo rival de Android

La startup finlandesa conformada por exempleados de Nokia lanzó su primer smartphone con el sistema operativo Sailfish
En otro capítulo del culebrón del mundo de los smartphones, la finlandesa Nokia decidió irse con el millonario y maduro Microsoft, y abandonó sin reparos a la joven startup MeeGo. Esta trabajaba por ese entonces en un nuevo sistema operativo (SO) para reflotar los teléfonos de Nokia, algo que el ahora extinto Symbian no lograba hacer. Pero todo ese esfuerzo no fue puesto en consideración al momento de optar por Windows Phone.

MeeGo pronto encontró consuelo. Se refugió en su trabajo, se cambió de nombre (se puso Jolla) y decidió que trabajaría sin descanso hasta lograr su ambicioso objetivo: desarrollar un SO capaz de destronar al rey Android. Consiguió financiamiento para desarrollar Sailfish, un SO basado en la plataforma abierta Linux, y siguió trabajando.

Esta semana, dos años después de la ruptura con Nokia, Jolla se mostró totalmente recuperado y lanzó en Finlandia su propio smartphone, el primer dispositivo que correrá con Sailfish OS.

El teléfono de gama media fue presentado el miércoles en Helsinki, donde se lanzaron al mercado 450 unidades con un operador local. Los Jolla habían sido comprados previamente por usuarios entusiastas a US$ 540. Desde hace meses Jolla recibe preórdenes y alienta a los interesados a estar atentos a la salida global del teléfono.

Alternativa


El smartphone cuenta con pantalla de 4,5 pulgadas (960 x 540) y carece de botones físicos al frente. Tiene cámara de 8 MP, 16 GB de memoria interna y conexión 4G LTE. Algunos medios especializados señalan que, siendo de gama media, Jolla no tiene un precio competitivo, sobre todo si se lo compara con el flamante Moto G de Motorola, muy similar en hardware y que cuesta menos de la mitad (US$ 179).

De hecho, Jolla tiene un punto en común con Moto X, también de Motorola: el hincapié en poder personalizar el teléfono. Jolla promociona su smartphone como “la otra mitad”, ya que la parte trasera es desmontable y permite intercambiar carcasas de diversos colores. La idea no es nueva y recuerda mucho a otros smartphones de Nokia, como el Lumia 820.

Pero más allá de tener un hardware novedoso, Jolla es sobre todo la excusa para hospedar a Sailfish, el SO open source que el sitio especializado Mashable reconoce como la “primera real alternativa a Android”.

La idea de ofrecer una opción diferente al SO de Google es la misma que la de Firefox OS de Mozilla (que en Uruguay ya corre en el Alcatel One Touch), Ubuntu (que todavía no logró financiar su propio celular) y Tizen (que Samsung desarrolla junto a Intel en pos de un SO propio).

A pesar de ser competencia, Jolla permite descargar apps para Android, miles de opciones que se suman a las aplicaciones nativas del smartphone, que se consiguen en la tienda rusa Yandex. A su vez, eligió los mapas de Nokia, Here.

Ahora resta ver si los usuarios dan la bienvenida a esta nueva opción, que tiene la aspiración de conquistar a los adeptos del androide verde.

Mientras para algunos puede parecer una batalla perdida luchar contra Android (y contra iOS, que permanece segundo en el podio), al parecer Jolla cree que todavía hay esperanzas. Mientras Windows Phone sigue perdiendo porción de mercado frente a Android, tal vez Jolla logre demostrarle a Nokia lo que se perdió sin él.

Populares de la sección

Comentarios