Jobs no creía en el potencial de la pantalla multitouch

"No le vio ningún valor a la idea", declara su colega Jon Ive en la última biografía del fundador de Apple
Steve Jobs no creía en el potencial de la tecnología multitouch. Así lo cuenta el libro Becoming Steve Jobs, del periodista Brent Schlender y el editor de la empresa Fast Company Rick Tetzel. Su colega Jon Ive fue quien lo convenció de desarrollar la función de la pantalla multitáctil, según se lee en el sitio especializado Cult of Mac.

Greg Christie y Bas Ording le presentaron al fundador de Apple una demostración de la tecnología en 2004 sobre un prototipo de iPad que tenía el tamaño de una mesa. En él, una persona podía usar las dos manos para mover carpetas, activar iconos, reducir y ampliar documentos, entre otras acciones.

Ive declara en el libro que Jobs quedó entusiasmado con la tableta pero no con la presentación sobre la capacidad táctil.

"Steve quería dejar de lado el proyecto", recordó Ive. Y agregó: “No le vio ningún valor a la idea. Yo me sentí muy estúpido porque puede percibir que era algo importante. Le dije: ‘Imaginá, por ejemplo, la parte trasera de una cámara digital. ¿Para qué tener una pantalla pequeña y todos esos botones? ¿Por qué no tener toda una pantalla?’ Esa fue la primera aplicación que se me ocurrió (…) Él fue muy despectivo”.

Días después, Jobs le encargó al actual CEO de Nest, Tony Fadell, en ese entonces encargado del desarrollo de varios productos de Apple, que averiguara cómo añadir la interfaz multitáctil a la pantalla de un teléfono celular. En 2007, Apple registró la palabra multitouch junto al nuevo iPhone.

Becoming Steve Jobs puede ser adquirido en Amazon desde US$ 18.

Acerca del autor

Comentarios