Japón planea volver a cazar ballenas

A pesar de una sentencia internacional que les prohíbe capturarlas y matarlas, los balleneros nipones pretenden volver a las aguas internacionales con la excusa de la investigación científica
Japón está estudiando volver a cazar ballenas en el Antártico el año que viene a pesar de una sentencia del máximo tribunal de Naciones Unidas, indicó este miércoles un funcionario.

El gobierno japonés tuvo que renunciar a la temporada de caza 2014-2015 tras un veredicto de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que consideró que Japón usa la caza de ballenas con fines comerciales a pesar de que en teoría se trata de una actividad de investigación científica.

A pesar de ello, tal como temían las organizaciones ecologistas, el gobierno de Japón presentó esta semana un nuevo proyecto para seguir cazando ballenas.

En el marco del nuevo proyecto, los balleneros japoneses recogerán datos para "construir un modelo del ecosistema del Océano Antártico", dijo un responsable de la agencia de pesca japonesa. "Con este plan sólo tendremos como objetivo los pequeños rorcuales del Antártico", añadió.

Los pequeños rorcuales son una familia de ballenas más numerosas que los rorcuales comunes y las ballenas jorobadas, especies que fueron cazadas en abundancia en anteriores campañas japonesas.

Japón aprovecha un resquicio legal de la moratoria mundial de 1986, que permite la captura con fines científicos. Sin embargo, la carne de ballena aparece luego en restaurantes y las pescaderías japoneses.

Los japoneses continúan por otra parte cazando cetáceos en el Pacífico Norte y en sus aguas territoriales, una zona que no entra en el marco de la sentencia de la CIJ.

Comentarios