iPad Pro: el coloso de Cupertino

Al nuevo modelo de la tableta de Apple le falta bastante para ser el remplazo de la laptop, pero no deja de ser la mejor (y la más grande) de su especie
Desde su anuncio en setiembre de este año, el iPad Pro ha dado mucho de que hablar. Apple puso mucho en juego al diseñar el nuevo modelo de su gama de tabletas, sobre todo en lo que respecta a su tamaño y su rendimiento. El iPad Pro es hasta el momento el modelo más grande de la familia móvil de Apple, con sus 12,9 pulgadas de pantalla, apenas más pequeña que la MacBook de 13.

iPad Pro

Con este tamaño de pantalla, es difícil no pensar que Apple buscó comenzar un proceso de conversión de sus dispositivos móviles en las próximas computadoras. Pero lo cierto es que, al usarlo, es fácil darse cuenta de que el iPad Pro no es un dispositivo para cualquiera; primero que nada por su precio. El modelo más económico en Uruguay, con 32 GB de memoria de almacenamiento, cuesta US$ 1.349. Incluso para los bolsillos que puedan pagarlo, las mejoras del iPad Pro solamente son evidentes para algunos tipos de usuarios específicos.

Liviana pero potente

Por sus casi 13 pulgadas, la nueva tableta de Apple es un dispositivo para ser usado a dos manos, pero resulta extremadamente liviana (alrededor de 700 gramos) debido a su fino grosor de 6,9 milímetros. A pesar de esto, el iPad Pro es un dispositivo sólido y que puede resistir firmemente al uso cotidiano.

Para un dispositivo que consume tantos recursos, la duración de la batería de 10 horas en uso continuo es algo sorprendente (esta se reduce un poco si se reproducen videos).

iPad Pro

Lo realmente llamativo es la calidad y la potencia del audio. Parece increíble que dentro de un dispositivo tan fino pueda entrar un sistema de sonidos capaz de generar el efecto envolvente que producen las cuatro salidas de audio, colocadas en los cuatro extremos del iPad Pro, una novedad respecto de sus antecesores. La calidad es tal que al subir al máximo el volumen no se producen distorsiones y los bajos son excelentes para tratarse de una tableta. Además, el software que lo gestiona detecta la posición en la que está el iPad para ajustar la salida de audio para que se escuche mejor.

La velocidad de procesamiento también es algo a destacar. Ya sea que se esté usando un programa de diseño o un juego exigente en cuanto a gráficos, el poderoso procesador y 4GB de memoria RAM del iPad Pro los correrán sin esfuerzos y con una fluidez llamativa.

iPad Pro

La función de la pantalla dividida es otro acierto en el iPad Pro. En una pantalla tan grande, trabajar cómodamente en dos aplicaciones a la vez es un gran alivio que las antecesoras de esta versión no ofrecían.

En lo que respecta a la cámara, 8 megapixeles podrían resultar un poco desalentadores a primera vista pero, como ya es costumbre, el gigante de Cupertino logró sacarles el mayor potencial posible. Además, los videos pueden ser capturados en una calidad de hasta 1080p, algo que también sorprende a primera vista. Sin embargo, tanto en fotos como en video, se debe tener en cuenta que se trata de una tableta, por lo que no se debe esperar una calidad despampanante.

iPad Pro


Aún falta

Una de las cuestiones que podría hacer pensar dos veces antes de adquirir un iPad Pro es la relación del precio con el diferencial que presenta ante otras tabletas. El teclado y el lápiz son accesorios que podrían ayudar a sacar el máximo provecho de las capacidades del dispositivo, pero para adquirirlos, a los US$ 1.349 (por el modelo básico) se deberán agregar algunos dólares más (US$ 99 por el lápiz y US$ 169 por el teclado, precios de Estados Unidos; todavía no disponibles en Uruguay). Frente a esto, cabe hacerse la pregunta de si por el mismo precio por el que se puede adquirir solamente la tableta, no vale más la pena comprarse una laptop de gama media-alta.

iPad Pro

Además, por su precio, el modelo base del iPad Pro podría ofrecer algo más que 32GB de almacenamiento interno, que podrían resultar pocos para aquellos usuarios que la utilizarían con fines de diseño profesional. Una buena opción habría sido colocarle al modelo más económico una memoria interna de 64GB.

El CEO de Apple dijo en su momento al periódico inglés The Telegraph que el iPad Pro sería la única computadora que el usuario podría querer. Sin embargo, el hecho de que todavía funcione con iOS hace que todavía le falte un trecho para convertirse en el reemplazo de definitivo de una laptop.

Acerca del autor