Incluso Facebook no puede darle más de 150 amigos

Estudio cuestiona impacto de la red en las amistades
¿Cuántos amigos puede tener una persona? Por años, la ciencia ha dicho que el límite está en el alrededor de 150. ¿Pudo Facebook –o cualquier red social– cambiar algo? ¿Puede internet ayudarnos a mantener más amistades?

Un antropólogo de Oxford y psicólogo evolucionista, uno de los líderes expertos en estas cuestiones, decidió analizar el tema. Y para la última pregunta, Robin Dunbar halló que la respuesta es no, incluso para usuarios de redes sociales que agregan amigos gratuitamente.

Dunbar, quien dio su nombre al "número Dunbar" (que refiere al límite de 150 personas para amistades casuales en cualquier individuo), publicó sus hallazgos en un estudio de 3.000 adultos en Royal Society Open Science este mes.

"Dado el uso extensivo de las redes sociales, la cuestión de si las relaciones basadas en internet tienen un impacto positivo o negativo en las relaciones sociales ha sido ampliamente debatida", escribió Dunbar. "Los ciberpesimistas han argumentado que internet tiene efectos destructivos en nuestra vida social. En contraste, los ciberoptimistas han insistido en que los efectos fueron beneficiosos de distintas formas".

Dunbar subraya varios niveles de amistades y relaciones en su trabajo. De acuerdo con su modelo, cada persona puede mantener cerca de cinco personas en su grupo de amistades más cercano, 15 personas en un grupo de simpatía lo suficientemente cercano para confiar, 50 amigos cercanos, 150 amigos casuales y cerca de 500 conocidos.

Los números no son exactamente los mismos para todos. Por ejemplo, Dunbar escribe que hay variaciones en los números de acuerdo con la personalidad, la edad y el género.

"Parece que las redes sociales en línea se mantienen sujetas a las mismas demandas cognitivas de mantener relaciones que limitan las relaciones fuera de línea", escribe Dunbar.

Así que, ¿por qué los grupos de amistades se vuelven tan grandes en Facebook? Parece tener que ver con cómo los sitios etiquetan las conexiones. La mayoría de los sitios no permiten a los usuarios catalogar a los amigos de acuerdo con las categorías de Dunbar. En Facebook se puede "agregar" o "eliminar" a un amigo, pero, en realidad, los usuarios expanden su lista de "amigos" con conocidos, concluyó Dunbar.

Sin embargo, las amistades no son totalmente ciegas a la conexión de internet. Si bien Facebook no puede darle más amigos al usuario, puede ayudar a mantener sus amistades, que de otra manera podrían deteriorarse, a través del contacto online. Las amistades cambian, no siempre para mejor: su pertenencia a un miembro de un círculo cercano de cinco amigos puede decaer con el tiempo si no hay contacto.

"Las redes sociales podrían funcionar enlenteciendo la tasa de deterioro", concluyó Dunbar. "Sin embargo, eso solo no sería suficiente para prevenir que las amistades eventualmente mueran de forma natural si no son reforzadas ocasionalmente con la interacción cara a cara".

Hay otra gran pregunta: ¿qué pasa con los adolescentes? El estudio de Dunbar está enfocado en los adultos, en parte porque los niños y los adolescentes tienen "una capacidad de juzgar la calidad de las amistades relativamente pobre" y porque los adolescentes tienden a ser más "exploratorios" en su uso de las redes sociales para encontrar nuevos amigos, un fenómeno que no aplica a la población general.

Pero Dunbar también especula que otros aspectos del uso de las redes sociales por parte de los adolescentes puede ayudar a los hallazgos dentro de su estudio, ya que indican que, incluso en los adolescentes más exploratorios, la tarea de mantener grandes redes sociales tiene cierto límite.
Los adolescentes se han alejado del uso de sitios sin un límite claro, como Facebook, como su red social principal. En su lugar confían en un puñado de servicios más privados y en constante cambio, como la aplicación Snapchat.

Fuente: The Washington Post

Populares de la sección