Implantes de memoria

Un grupo de científicos logró inducir recuerdos de corto plazo en el tejido del cerebro de un ratón por primera vez en la historia
Solo pasaba en las películas, pero ahora también sucedió en un laboratorio. Un equipo de científicos ideó e implementó un método por el cual inducir recuerdos en el cerebro. Y aunque las pruebas solo se han hecho en el tejido cerebral de ratones, in Vitro, se espera que en el futuro la investigación conduzca a una nueva forma de combatir enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson.

El estudio, publicado online el 9 de setiembre en Nature Neuroscience, describe cómo los investigadores utilizaron un trozo de tejido del cerebro de un ratón, a partir del que formaron los circuitos necesarios para “grabar” memoria a corto plazo. Este tipo de memoria incluye recordar nombres, lugares y eventos, recoge el sitio Gizmodo.

Un recuerdo de diez segundos


Recientemente, un estudio publicado en a revista Journal of Clinical Investigation aseguró el hallazgo de las moléculas que se encargan de formar la memoria a largo plazo.

Por su parte, esta investigación logró identificar los circuitos neuronales, ubicados en una parte del cerebro llamada hipocampo, que retuvieron la memoria desde distintos estímulos por un período de diez segundos.

Así, rastreando la actividad de estas células del cerebro, los científicos observaron cómo se grababan estos “recuerdos artificiales”.

Esta es la primera vez que alguien ha encontrado una forma de almacenar información por más segundos directamente en el tejido cerebral", aseguró el científico Ben Strowbridge



“El tipo de actividad que rastreamos en secciones aisladas del cerebro es similar a la que otros investigadores han demostrado en monos, a los que les enseñaron tareas de memoria a corto plazo”, escribió Robert Hyde, uno de los miembros de la investigación.

No obstante, asegura que en su estudio demostró que el cerebro de ratones in vitro fue capaz de recordar incluso diferentes secuencias de eventos.

El resumen del trabajo publicado señala que “ha sido difícil relacionar recuerdos con cambios en las neuronas individuales o conexiones sinápticas (entre neuronas) específicas”. Sin embargo, otro de los investigadores, Ben Strowbridge, escribió que “esta es la primera vez que alguien ha encontrado una forma de almacenar información por más segundos (…) directamente en el tejido cerebral”.

Conocer mejor cómo se forman los recuerdos de corto plazo abre el camino a nuevas investigaciones, “que identifiquen los circuitos específicos que permiten a los humanos formar la memoria de corto plazo”. Entonces, un nuevo frente de batalla se alzaría contra enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson.

Acerca del autor

Comentarios