Hyperloop y la promesa del viaje supersónico

Presentan el proyecto de un sistema de transporte revolucionario, que será capaz de viajar a más de 1.220 kilómetros por hora para transportar a los pasajeros, que irán en cápsulas presurizadas
Ni avión ni tren, Hyperloop promete viaje supersónico... en cápsulas. Se trata del proyecto de un revolucionario sistema de transporte ultra-rápido, presentado el lunes, que transportará a los pasajeros en metros presurizados a velocidades supersónicas.

El inventor y empresario Elon Musk, fundador del fabricante de automóviles eléctricos Tesla Motors y también titular de la empresa de exploración espacial privada SpaceX, reveló el lunes un documento de 57 páginas describiendo el proyecto, que podría conectar Los Ángeles con San Francisco en 35 minutos.

Musk afirmó en una rueda de prensa que esta sería una nueva forma de transporte, diferente del tren tradicional, y trasladaría a pasajeros y mercancías en cápsulas contenidas en un sistema elevado sobre pilotes.

"Está diseñado para ser superliviano, y los trenes son increíblemente pesados", afirmó Musk, que aseguró que Hyperloop "está más diseñado como un avión". El sistema sería capaz de viajar a más de 1.220 kilómetros por hora.

El informe técnico afirma que "Hyperloop consiste en un tubo de baja presión con cápsulas que son transportadas tanto a baja como alta velocidad a lo largo del tubo". "Las cápsulas se apoyan en un almohadón de aire, que disponen de aire presurizado y elevamiento aerodinámico", añade.
Hyperloop consiste en un tubo de baja presión con cápsulas que son transportadas tanto a baja como alta velocidad a lo largo del tubo", dice el informe técnico

Musk afirmó en primer lugar que solo iba a publicitar el proyecto de "diseño de código abierto" y no tenía planes de construirlo, aunque el lunes parecía haberlo pensado mejor. "Estoy tentado a hacer, al menos, un prototipo de demostración", afirmó, y alcaró: "No estoy tratando de hacer mucho dinero con esto, pero me gustaría que llegara a buen término y creo que ayudaría si hiciera un modelo".

El emprendedor dijo además que hay un pequeño equipo de dos empresas que realizaron el diseño, SpaceX y Tesla, utilizando tecnología de ambas.

El inventor dijo visualizar una versión de los motores eléctricos utilizados en los automóviles Tesla S, creando un campo electromágnetico para impulsar los módulos.

Parecido a viajar en avión


Según Musk, el viaje "se parecerá mucho a estar en un avión... se sentirá suave, como si estuvieras cabalgando en el aire". El empresario definió el sistema como un híbrido entre el avión supersónico Concorde, un cañón de riel (un arma eléctrica que dispara proyectiles metálicos por medio de un campo magnético) y una mesa de hockey de aire (o tejo).

Aunque el sistema está diseñado para conectar las dos principales ciudades californianas, Musk afirma que sería económico para cualquier enlace de menos de 1.500 kilómetros.

El empresario estimó que el costo de conectar las dos ciudades sería US$ 6.000 millones, lo que podría traducirse en una tarifa de unos 20 dólares por un ticket de ida.

Musk señaló que se le ocurrió este diseño al oponerse a un proyecto de tren de alta velocidad en California, que afirma sería más caro y menos eficiente. El emprendedor afirma que el costo del ferrocarril está estimado en US$ 70.000 millones" pero "probablemente estará más allá de los 100.000 millones y va a ser menos deseable tomar eso que un avión", calculó.

Aprobado


California ha aprobado la primera fase de construcción de un largamente esperado aunque polémico proyecto de alta velocidad que unirá Los Ángeles y San Francisco.

Musk apuntó que su sistema sería menos vulnerable a los terremotos y menos dado a accidentes que los aviones o los trenes porque "no puede caer del cielo o descarrilar como un tren".

 


Empresario visionario


Además de SpaceX y Tesla, Musk lidera SolarCity, una compañía que fabrica paneles solares para viviendas y negocios. Y gestiona su propia fundación centrada en educación, energía limpia y la salud de los niños.

Musk, ahora de 42 años, logró sus primeros millones cuando vendió Zip2 al fabricante de computadoras Compaq por más de 300 millones de dólares en 1999.

Su siguiente compañía, X.com, se fusionó con PayPal, la empresa de pagos por internet comprada por el gigante de las subastas eBay por US$ 1.500 millones en 2002.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios