Huawei y Sony lanzan sus nuevos móviles

Las empresas mostraron sus nuevos buques insignias en el inicio de la IFA
La tecnológica china Huawei y su rival japonesa Sony presentaron hoy en Berlín sus nuevos dispositivos inteligentes en la víspera del inicio de la IFA, una de las mayores ferias de tecnología de consumo del mundo.

Los lanzamientos, realizados en dos actos separados y con un gran despliegue tecnológico y mediático, se producen dentro de una avalancha de presentaciones de las marcas de referencia en el sector y suceden a la que realizó ayer la coreana Samsung, que develó su nuevo reloj inteligente.

Huawei, aupado ya como tercer mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo, presentó su nueva serie Nova, móviles de gama media-alta, acabados metálicos y estilo redondeado, que pone el énfasis en la calidad de sus fotografías, la duración de su batería y su sensor de huellas digitales.

Los Nova, que comenzarán a comercializarse este mes, aparecen en dos versiones: una de 5 pulgadas de pantalla (con terminaciones en cuatro colores y un precio de 399 euros -444 dólares-) y otra mayor, la Nova Plus, de 5,5 pulgadas y tres colores, por un precio de 429 euros (478 dólares).

La casa china sigue montando sus procesadores Kirin de ocho núcleos, además de dos cámaras -una de 12 megapíxeles (16 en el Plus) y otra de 8-, un puerto USB-C y un sensor de huella digital para desbloquear el teléfono, coger una llamada, pasar fotos y bajar el menú de opciones.

Sony Xperia XZ

Sony, por su parte, lanzó en Berlín su nuevo buque insignia, su referente para la gama alta: el "smartphone" Xperia ZX, que mantiene el estilo clásico de la casa nipona, elegante y sólido, en aluminio, y trata de incorporar como mayor atractivo la experiencia de la empresa en tecnología fotográfica.

El dispositivo monta tres sensores para la cámara principal (frente a los habituales dos), centrados en la imagen, la distancia al objeto y el color, para optimizar el resultado aun en condiciones de escasa luz y movimiento.

Además, la cámara incluye estabilizadores de imagen en cinco ejes, con el objetivo de eliminar al máximo las vibraciones durante la grabación de vídeos.

La IFA es una de la citas tecnológicas más importantes del mundo, junto al CES de Las Vegas y al Mobile World Congress de Barcelona, y generó el año pasado un volumen de negocio de 4.350 millones de euros (4.848 millones de dólares), según las cifras de la organización.

La presente edición, marcando dos nuevos récords, contará con unos 1.800 expositores, lo que supone un aumento del 13 % con respecto al año pasado, mientras que el área de exposición se expenderá hasta los 158.000 metros cuadrados, un 5 % más.

Los teléfonos inteligentes son uno de los segmentos con más atractivo de la feria, que también destaca este año los electrodomésticos inteligentes, los aparatos de realidad virtual, las impresoras de 3D y los dispositivos portátiles inteligentes.
Fuente: EFE