Huawei: el gigante chino que quiere conquistar el mundo

Es una de las tecnológicas más grandes de Asia y el tercer fabricante mundial de teléfonos celulares. Cromo viajó a China para conocer la casa matriz de este coloso que ya superó en ventas de smartphones a LG y va por más
En todo el mundo, China es sinónimo de arroz, pandas y jarrones de la época de la dinastía Ming. Sin embargo, a la hora de hablar de marcas, no hay muchas que vengan rápidamente a la mente. Pero hay una que poco a poco, y en silencio, se está instalando en los bolsillos de los consumidores de todo el mundo. De hecho, Huawei ocupa el tercer puesto en el ranking de fabricantes de celulares, solo superado por Samsung y Apple.

¿Cómo lo logró? Uno de los motivos es que esta firma, que tiene 25 años de vida y se hizo conocida por la venta de routers y conmutadores, invirtió millones de dólares para levantar centros de investigación y desarrollo capaces de crear smartphones de las gamas más variadas, aunque con énfasis en modelos de bajo costo. Sin embargo, ahora la estrategia es lanzar al mercado dispositivos de alta gama, que compiten con los modelos más avanzados del mercado. Prueba de ello son el Mate 8 y el P9 (con doble cámara fotográfica creada en conjunto con Leica), los últimos dos teléfonos inteligentes presentados por la empresa (ver Cuatro dispositivos).

Para ingresar a las entrañas de este gigante, Cromo viajó a China, donde se encuentran varios de los centros más grandes de la empresa, que emplea a alrededor de 150 mil personas. Allá participó de la decimotercera edición del Global Analyst Summit (HAS 2016), una reunión en la que la compañía anunció su visión de la transformación digital basada en un mundo mejor conectado.

30cr04ingenieros2col.jpg

Cómo ser el fabricante N°1

La corporación ha lanzado una estrategia superagresiva para conquistar a los usuarios. Además de presentar varios nuevos modelos al año, el plan de marketing es multimillonario: el futbolista Lionel Messi y la actriz Scarlett Johansson son dos de los embajadores de esta marca. De la mano de estas estrellas, Huawei quiere que su nombre esté en boca de todos.

Hace algunos años, la marca se hizo popular por fabricar smartphones baratos y con funcionalidades báscias, pero ahora se está enfocando en los de gama alta. ¿Podrá revertir en los consumidores la idea de "marca china barata"?

"Una de las grandes dudas que generan en el imaginario colectivo las empresas chinas es la calidad de sus productos. En Huawei, la respuesta a esta inquietud se resuelve con las inversiones que hacemos en investigación y desarrollo, que en los últimos 10 años superó el 10% de losingresos.
Además, con los embajadores y otras acciones estamos trabajando para mejorar la imagen de la marca, sabiendo que no es una estrategia a corto plazo, sino que se trata de un trabajo que tomará tiempo y esfuerzo", respondió Joy Tan, presidenta de comunicación de la compañía.

Para forjar una imagen más elegante, Huawei trabaja con diseñadores y firmas de moda de lujo. Este año, se asoció con Swarovski Group, fabricante de joyería austríaco, para lanzar un reloj inteligente de US$ 600 recubierto de piedras preciosas; se ha codeado además con Giorgio Armani y la supermodelo estadounidense Karlie Kloss.

Un diferencial de la marca es que, para reducir costos y ganar más control sobre el desempeño del dispositivo y las fechas de las actualizaciones de productos, desarrolló sus propios procesadores, al igual que Apple y Samsung, una estrategia que la mayoría de sus competidores no ha adoptado.

El precio medio de venta de los smartphones de Huawei en Europa es de US$ 200, en comparación con los US$ 350 de Samsung y los US$ 700 de Apple, según la firma de investigación IDC.

¿Cuál es el plazo que estima para cumplir con el objetivo de ocupar el primer puesto en el ranking de fabricantes de smartphones? Cinco años sería "razonable". Según cifras de la consultora Gartner, en el 2015 Huawei quedó en tercer lugar con más de 100 millones de equipos vendidos.

30cr04comida2col.jpg

Mucho más que celulares

La compañía cuenta con tres grupos de negocio: consumer, carriers y enterprise; el primero es el que registra un crecimiento significativo y es en el que la estrategía es más "agresiva". Sin embargo, los otros dos pesan muchísimo.

Con respecto al segundo grupo, en Shenzhen se explicó que están trabajando para que las operadoras puedan realizar transmisión de videos en 4K de ultra alta definición, llamadas de voz en HD y hasta la visión de hologramas y realidad aumentada. Con respecto a las redes, Wang Jun, presidente del área de productos y redes inalámbricas, dijo que el 4G va a evolucionar de forma continua durante los próximos años y convivirá junto al 5G en el futuro.

William Xu, director ejecutivo de la compañía y jefe de estrategia de marketing, afirmó que "la digitalización se está acelerando y esto mejora la eficiencia y la experiencia de uso en cada aspecto de nuestra vida". En este punto, Huawei está trabajando en el desarrollo de soluciones conectadas, en lo que se llama internet de las cosas.

Frente a este tema, Eric Xu, el CEO rotativo (tres personas se relevan cada seis meses en la dirección de la compañía, para la toma de decisiones tácticas), planteó en su charla ante la prensa internacional que esta transformación requiere de una reconstrucción de la infraestructura tecnológica que tiene como foco ofrecer una experiencia definida por la sigla Roads, que impulsa la marca. Tiempo real (Real-Time), bajo demanda (On Demand), todo en línea (All Online), hágalo usted mismo (DIY) y medios y redes sociales (Social).

Con varios focos de acción que atender, un presupuesto de marketing millonario y una confianza en sí misma sin igual, la marca tiene una autoestima lo suficientemente elevada como para darle pelea a las que lideran el mercado, algo que no parece en absoluto complejo si se ve el tamaño de Huawei; al mismo tiempo el liderazgo es un objetivo difícil de alcanzar, sobre todo si se analiza qué empresas chinas salieron a conquistar al mercado y concretaron el objetivo.

La carrera por la punta tecnológica en telecomunicaciones está en marcha y Huawei ya ha mostrado sus cartas. Habrá que esperar a ver cómo se mueven los otros jugadores y, por sobre todas las cosas, cómo reacciona el usuario ante las estrategias que buscan conquistarlo.

30cr04sede2col.jpg

¿Juauey o uagey?

En los últimos meses comenzó a visualizarse un logo rojo con una palabra difícil de leer: "Huawei". De hecho, en la calle se escucha todo tipo de pronunciación: uagey, juauei, guagey... El dilema es tal que una de las primeras preguntas que uno le realiza a una persona que trabaja para este fabricante es cómo se pronncia el nombre. "Juauey", explican.

Detrás de este nombre tan extraño, que en chino significa algo así como 'logro' o 'acto magnífico', se encuentra el tercer productor de smartphones del mundo.

Fundado en 1987 con el objetivo de comercializar soluciones de comunicaciones fijas para pequeñas empresas, en la década de 1990 dio un giro cuando empezó a desarrollar propuestas para que las zonas rurales pudieran acceder a comunicación digital.

El gran crecimiento de Huawei se dió entre 1998 y 2004, cuando creó seis centros de investigación ubicados en distintas partes del mundo enfocados en crear nuevos productos, entre ellos, los smartphones.

Hace algunos meses, la firma desbancó a LG en lo que respecta a volumen de fabricación de celulares, aunque sus ingresos provienen principalmente de los negocios vinculados con las redes de comunicación. Después de posicionarse como marca productora de teléfonos móviles de bajo costo, ahora busca desbancar a Apple y a Samsung.


En Uruguay

Huawei presentó esta semana en Uruguay el modelo P8 Lite, un móvil que la empresa lanzó en 2015. Es liviano, con algunos aspectos elegantes, precio más accesible que uno de alta gama, una buena cámara (13 megapixeles) y dos ranuras para tarjetas SIM. En EEUU se vende a US$ 250 sin contrato.
Ya estaban disponibles algunos modelos más viejos como Ascend P6 (del año 2013), Y550 (2014), Ascend Y100 (2012) y G8, entre otros. El último es el más moderno: fue lanzado en setiembre de 2015. Por sus características se lo considera un teléfono premium dentro de la gama media. Cuenta con un panel de 5,5 pulgadas Full HD, 13 megapíxeles en su cámara trasera con estabilizador óptico y sensor de huellas dactilares.


Cuatro dispositivos

30cr04huawei_u8180_1col.jpg

u8180. Este modelo de 2011 contaba con Android 2.2, pantalla táctil de 2,8 pulgadas y cámara de 3.2 megapíxeles, entre otras características.

30cr04Huawei-Ascend-D21col.jpg

Ascend D2. Fue el buque insignia para 2013, un terminal potente, con una pantalla de 5 pulgadas Full HD y una cámara trasera de 13 megapíxeles.

30cr04mate1col.jpg

Mate 8. Posee una pantalla más grande que el iPhone, por lo que se obtiene una imagen más amplia. La batería soporta ver un video por más de 17 horas.

huawei p9.jpg

P9. Huawei pretende atraer a los usuarios con características de gama alta y su apuesta por la doble cámara de alta calidad. La pantalla es de 5,2 pulgadas.









Acerca del autor

Débora Slotnisky