Historia, arte e ingeniería en dos plazas montevideanas

Los alumnos de ingeniería audiovisual de la Católica harán intervenciones multimedia en la Plaza Matriz y del Entrevero


Las plazas, los parques o la rambla de Montevideo son lugares donde la gente se sienta a charlar, donde los niños juegan, los comerciantes tratan de hacer su negocio o los turistas pasean. Los espacios públicos son lugares donde lo estable y lo transitivo conviven de distintas maneras, tanto en el campo de lo visible como de lo imperceptible.

El encuentro se da en lugares físicos y también, cada vez más, en lugares virtuales. Redes sociales de todo tipo hacen las veces de living de casa, de banco de parque o de orilla frente al mar. Pero del mismo modo que precisamos ciertas instalaciones para sentarnos a tomar mate de tardecita, también son necesarias infraestructuras como smartphones y computadoras conectadas a internet para compartir la vida en Facebook, Twitter o Whatsapp. Pero toda comodidad tiene su contrapartida. En casa tenemos televisión, podemos llamar al vecino por el celular o hacer update en nuestro perfil mientras estamos sentados en el water. A cambio, debemos vivir en un entorno saturado de ondas electromagnéticas que transmiten información y que nos atraviesan constantemente.

Este efecto colateral generalmente pasa inadvertido, aunque existen maneras de desenmascararlo. Eso precisamente es lo que busca hacer Fuentes alternas, un proyecto desarrollado por los alumnos de tercer año de la licenciatura de Ingeniería Audiovisual de la Universidad Católica.

Esta intervención tendrá lugar simultáneamente en dos emblemáticos lugares de Montevideo: la plaza Matriz, en la Ciudad Vieja, y la plaza del Entrevero, en el Centro. Se podrá experimentar entre el jueves 12 y el domingo 15 de diciembre entre la hora 20.30 y la medianoche, aprovechando la edición de Museos en la Noche, que es el viernes de ese mismo fin de semana.

En cada una de las fuentes se llevará a cabo un procesamiento de la información distinto, pero el resultado será similar: la creación de entornos sonoro-visuales.

Basado en el proceso de la fluorescencia, cuando algunos organismos o sustancias absorben energía e irradian parte de ellas creando luz, se ha diseñado un mecanismo de transformación de ondas electromagnéticas que convierte en luz y sonido la energía presente en los espacios virtuales.

De esta manera la fluorescencia se convierte en una forma de visualización de dos fenómenos que relacionan personas: internet y los teléfonos celulares.

Plaza Matriz, la fuente de redes sociales


De la fuente de la plaza Matriz empezó a brotar agua potable el mismo día que empezó a prestarse este servicio al resto de la ciudad, el 18 de julio de 1871. En sus inicios, esta fuente proveía agua potable a los ciudadanos, lo que generaba una instancia de socialización que ahora ha quedado diluida.

Fuentes alternas quiere recuperar este lugar de encuentro sonorizando el entorno a partir de las interacciones del público con su página de Facebook. Procesando los comentarios de los usuarios, se identificarán ocho categorías de emociones que serán traducidas a audio y dispuestas por la plaza como si de un círculo cromático se tratara.

Plaza del Entrevero: las ondas que hacen luz


En este espacio más céntrico de la propuesta se pretende hacer manifiesta la energía electromagnética que emiten los dispositivos móviles. Cuando los transeúntes estén utilizando sus celulares cerca de la fuente, las luces led instaladas dentro del agua responderán a su funcionamiento y se encenderán, iluminando desigualmente la fuente, que estará intervenida con fluoresceína.

En las inmediaciones de la fuente habrá varias antenas que transformarán la energía de los celulares en luz.

Populares de la sección

Comentarios