Hijos del folletín

Renowned Explorers aparenta ser solo otro juego más de acción por turnos, pero apela a un lugar muy emotivo: la aventura y la exploración del siglo XIX
La aventura está servida. Debe elegir su equipo de tres personajes entre 20 posibles y, cuidado, este debe ser balanceado si quiere tener mínimas oportunidades de sobrevivir a su misión. La Renowned Explorers International Society acaba de hacerlo miembro y de su éxito depende su prestigio para ir escalando posiciones entre sus integrantes. No va a ser un camino de rosas; claro que no. A los muchos peligros de cada aventura –¡lobos!, ¡secretos!, ¡piratas!, ¡contrabandistas!, entre muchos más– se le suma la competencia desleal de otros integrantes de la organización.

Renowned Explorers, el juego diseñado por Abbey Games para PC, se divide en tres instancias. Primero, la preparación de la expedición. Hay que elegir el equipo entre personajes científicos, luchadores, exploradores y oradores. Luego hay que comprar objetos útiles como armaduras, brújulas o libros de historia. Y es aquí cuando comienza la exploración.

La aventura llevará por distintos escenarios: las tierras altas escocesas, islas caribeñas, los páramos de Hungría, entre muchísimos otros. A cada paso se harán descubrimientos que le reportarán al equipo fama, fortuna o conocimientos que serán imprescindibles para mejorar las habilidades de los miembros y para enfrentar a los enemigos, ya sean los guardianes de turno de un tesoro u otros exploradores dispuestos a arrebatar el botín de las manos del jugador.

Entre Verne y Jones

La presentación de Renowned Explorers es, sin dudas, su mayor baza. La gráfica emula a viejos juegos de exploradores del siglo XIX, con una evidente referencia a ¿Dónde en el Mundo está Carmen Sandiego?; al tiempo que el argumento, personajes y habilidades de los mismos recuerdan a los folletines literarios de Emilio Salgari, Robert Louis Stevenson o Julio Verne (a quien se le reconoce la inspiración desde los créditos mismos del juego), pero todo eso pasado por el tamiz de las aventuras clásicas de las series televisivas estadounidenses de las décadas de 1940 y 1950 o las más cercanas encarnaciones cinematográficas de Indiana Jones.

No es un juego sencillo o al menos tiene la opción de no serlo. El jugador puede optar simplemente por explorar y así recorrer el mundo, guardando las partidas (y teniendo siempre la oportunidad de volver a un juego anterior en caso de tragedia) o, en su defecto, puede elegir la opción "Aventuras" que tiene la emoción del no regreso, del error permanente y de la caminata por la cuerda sin red; aquí todo se ejecuta automáticamente y sin vuelta atrás.

Con personajes disponibles como Victor Signac (un espadachín francés), Kiwi Paakari (una arqueóloga samoana), Anna Proskuriakova (una física rusa) o Harry Walker (un estafador estadounidense), entre los muchos disponibles, no hay forma de que dos aventuras resulten iguales. Ahí yace en gran parte el mérito de Renowned Explorers. En la variedad de sus personajes, en las posibilidades de exploración de cada territorio, en las diferentes amenazas, no hay forma de que se repita la misma aventura. Así se conoce más un mundo que es extraño, ajeno y todavía por descubrir, el mismo que tenían a su alcance los habitantes del siglo XIX. Un mundo que bien vale la pena conocer.

Acerca del autor

Rodolfo Santullo