¿Hibernar, suspender o apagar?

Las ventajas y desventajas de cada una de las funciones de descanso de las computadoras
Al lado de los botoncitos de apagado y reiniciado, todas las computadoras tienen dos opciones (a veces más) que la mayoría de los usuarios no pueden diferenciar. Lo cierto es que hibernar o suspender el equipo son funciones esencialmente diferentes.

La principal diferencia radica en que estas dos opciones no apagan definitivamente los procesos que el usuario estaba corriendo (algo que sí hace el apagado), lo que hará más rápido el reinicio del equipo. Sin embargo, algunos expertos afirman que apagar el sistema de vez en cuando es saludable para el "descanso" del hardware, aunque hacerlo con mucha frecuencia también puede deteriorarlo.

No hay una sola respuesta respecto de cuál es la mejor opción; estas son algunas de las ventajas y desventajas de cada una de ellas.

Hibernar: el económico

La computadora deja de usar energía eléctrica y se apaga, pero una vez que se enciende, vuelve a retomar los procesos desde el momento en que se dejaron.

Suspender: el saludable

Es similar a la hibernación, pero la computadora consume una cantidad mínima de energía y no se apaga, por lo que se evitan las consecuencias del prendido y apagado.

Apagar: el definitivo

Es la opción que genera un mayor ahorro de energía, pero cualquier proceso activo se detendrá; además de que el prendido y apagado puede deteriorar el hardware.

Reiniciar: el renovador

Puede causar el mismo efecto que el apagado, pero también pone en cero todos los procesos que podían estar sobrecargando la computadora.

Populares de la sección