Hay videos uruguayos en un sitio web que filtra imágenes privadas

Una página rusa publicó filmaciones de miles de sistemas de vigilancia. Se trata de usuarios de todo el mundo que no cambiaron las contraseñas originales de los dispositivos
Miles de enlaces que permiten ver en directo imágenes de cámaras web instaladas en hogares, gimnasios y otros establecimientos han quedado al descubierto a través de una página web rusa, alertó este jueves la Agencia de protección de Datos británica (ICO). Entre ellas, se pueden encontrar dos cámaras Uruguayas, ambas de Montevideo.

El responsable del organismo, Christopher Graham, lanzó a través de la cadena BBC una "advertencia general" a todos aquellos ciudadanos con cámaras de vigilancia conectadas a la red para que sean conscientes de que "hay gente ahí fuera que está husmeando" en sus imágenes.

La página recopila enlaces que dan acceso a cámaras en más de 250 países, entre ellas 4.591 en Estados Unidos, 2.059 en Francia, 1.576 en Holanda y 584 en el Reino Unido. También se comprobó que entre las cámaras espiadas había algunas de Brasil, Argentina y Paraguay.

La agencia británica ha detectado que es posible acceder, entre otras, a las imágenes en directo de un dispositivo para controlar a bebés instalado en una habitación en Birmingham (centro de Inglaterra), así como a las cámaras de seguridad de un gimnasio en Manchester (norte de Inglaterra) y el interior de una tienda en Londres. Graham señaló que el contenido de esa página es ilegal en el Reino Unido y que el ICO trabajará con las autoridades rusas para tratar de cerrarla.

"Si una web británica hubiera hecho esto, habríamos iniciado acciones contra ella, porque, en primer lugar, incumple la Ley de Protección de Datos, dado que se está accediendo a información personal cuando no se debería, y en segundo lugar, habría problemas también con la Ley de Fraude Informático", detalló Graham.

El responsable de la agencia explicó que las cámaras no han sido hackeadas, sino que los responsables de la web rusa se han aprovechado de aquellos dispositivos que no han modificado la contraseña que venía instalada de fábrica.

Conociendo la marca y el modelo de una de esas cámaras, es posible acceder a las imágenes en directo sin mayores restricciones si sus dueños no han cambiado la contraseña.

"Es escalofriante, pero después de todo es responsabilidad de los padres establecer una contraseña adecuada si quieren tener acceso remoto" a la cámara para vigilar a sus bebés, dijo Graham.

El responsable del ICO resaltó que para eliminar una cámara de la lista de enlaces de la página web rusa tan solo es necesario establecer una nueva contraseña para el dispositivo, distinta a la original.

Populares de la sección

Comentarios