Hartos del zapping

Con el uso masivo de dispositivos móviles y el incremento del ancho de banda de internet, el televisor dejó de ser el rey del living
Natalia es una secretaria de 37 años que aunque tiene un LCD de 40 pulgadas solo lo utiliza conectado a la consola de videojuegos para ver series estadounidenses. "Me acostumbré tanto a mirarlas que realmente no sé cuáles son los programas que están emitiendo por la TV de aire y cable. Además, no tengo ningún interés en hacer zapping porque recuerdo que antes saltaba de un canal a otro sin encontrar nada interesante", explicó a Cromo.

El caso de Natalia no es una excepción. Cerca del 70% del público estadounidense que aún tiene televisores también accede a contenidos online, según una investigación del conglomerado de medios Nielsen.

¿La razón? La televisión por internet no tiene publicidad, no requiere ningún disco ni descargas ni la contratación de ningún paquete de canales ni antena.

Con el uso masivo de dispositivos móviles y el incremento del ancho de banda de internet, el televisor dejó de ser el único equipo a través del cual se puede acceder a contenidos audiovisuales.
Así comenzó un fenómeno que avanza a paso firme en todo el mundo: los hogares sin TV, o al menos sin TV con servicio de cable o satelital.
En 2011, solo el 17% de la población de Estados Unidos tenía interés en ver la tele por internet, según la edición de 2012 del sondeo Digital Democracy Survey de la consultora Deloitte. En 2014, subió al 53% de los espectadores.

Y es que con servicios como Netflix es posible mirar series y películas en cualquier momento y lugar, sin depender de la grilla de programación. A esto hay que sumar la aparición de celulares con sintonizador de TV, mediante los cuales se puede acceder gratis y en vivo a los contenidos transmitidos por la Televisión Digital Abierta (TDA).

Tendencia en crecimiento
El estudio TV and Media Lab, realizado a nivel mundial en setiembre de 2014 por la firma Ericsson, basado en 23 mil personas de entre 16 y 59 años, reveló que 5 de cada 10 televidentes prefieren decidir qué quieren ver y acceder a ese contenido en ese momento. También se señala que el 56% de los consumidores del sistema de Video-On-Demand (VOD) prefiere acceder a todos los episodios de una serie de TV de inmediato, en vez de esperar el ritmo impuesto por las emisoras. Las pruebas están por todos lados: muchos aprovechan los fines de semana para darse un atracón de las temporadas completas de las series más famosas, como House of Cards o Downtown Abbey, entre tantas otras.

"Hay más shows de televisión que nunca en la historia", dijo Chuck Slocum, directivo del Sindicato de Guionistas de Hollywood, al calcular que hay 250 series en producción. Netflix y Amazon, que hace pocos años eran una empresa de alquiler de DVD y una librería, respectivamente, producen ficción de primera categoría, para lo que invierten una media de US$ 3,5 millones por episodio. "El día antes de estrenarse el primer capítulo de House of Cards te habría dicho que estabas loco", comentó al diario El País de Madrid.

"Hay más shows de televisión que nunca en la historia", dijo Chuck Slocum, directivo del Sindicato de Guionistas de Hollywood

Adaptándose a esta realidad, Cablevisión ofrece sin costo adicional para sus clientes una plataforma llamada Cablevisión Play para acceder a contenidos televisivos durante las 24 horas pero sin usar un televisor.

"Cuando voy de visita a la casa de mi madre utilizo este sistema para que mis niños de 5 y 7 años puedan ver los dibujitos en el living de su abuela", describió Laura, una arquitecta que encontró en este servicio la solución para mantener entretenidos a sus hijos con la tableta.

Nuevo Siglo Now, por su parte, brinda el acceso a programas y fútbol, además de películas a través de un decodificador especial. Montecable también permite acceder a películas y contenidos pay per view, al igual que TCC Vivo, que ofrece la opción de conectar el decodificador a internet para ver los contenidos de video on demand.

Las empresas de cable uruguayas, así como DirecTV –con servicios como DirecTV on Demand y DirecTV Play–, también dan acceso a la plataforma online del canal HBO, llamada HBOGo, para lo cual solo se necesita un usuario y contraseña.

Hasta ahora, las empresas no han perdido un número sustancial de clientes, pero fuentes del sector indicaron que se espera que se registre una merma en los próximos años.

TV de bolsillo
Netflix, películas online

Uruguay es uno de los países de América Latina con mayor penetración de la telefonía móvil, solo superado por Panamá y Argentina. Por eso no es de extrañar que los celulares también estén reemplazando a los televisores.

"En casa teníamos un televisor y con mi esposa a veces discutíamos porque no nos poníamos de acuerdo en el programa que queríamos ver. Un día se nos rompió el aparato y descubrimos que esta situación resultó positiva porque, desde ese momento, cuando queremos ver una película la miramos juntos en la computadora", dijo Gustavo, de 45 años. Y continúo: "Si ella quiere ver un programa determinado y yo otro, ella se queda con la notebook y yo utilizo mi smartphone".

Este licenciado en informática contrató ClaroVideo, un servicio de suscripción y alquiler online de películas, series, conciertos, dibujos animados y documentales.

Según los reportes de Claro, las propuestas más vistas son aquellas destinadas a los niños de entre 6 y 12 años; luego les siguen las series, en su mayoría preferidas por los que tienen entre 20 y 35 años. Sebastián Aguiar, gerente de Marketing de Claro, apuntó: "Por $ 180, el cliente puede acceder en cualquier momento y lugar a una videoteca con miles de títulos". Adicionalmente, hay ciertos contenidos por los que hay que abonar una tarifa extra.

"Con los despliegues actuales de fibra óptica en hogares y de red 4G para móviles, las condiciones están dadas para que se puedan utilizar estas plataformas de streaming sin problemas", dijo Sebastián Aguiar, gerente de marketing de Claro.

"Con los despliegues actuales de fibra óptica en hogares y de red 4G para móviles, las condiciones están dadas para que se puedan utilizar estas plataformas de streaming sin problemas", dijo Sebastián Aguiar, gerente de marketing de Claro

Como para utilizar al servicio hay que utilizar internet o la red de datos, es clave contar con una buena conexión. "Con los despliegues actuales de fibra óptica en hogares y de red 4G para móviles, las condiciones están dadas para que se puedan utilizar estas plataformas de streaming sin problemas", insistió.

Movistar también se subió a esta movida: su servicio de video on demand Click&Play, en conjunto con Montecable, que tiene un costo de $ 169 IVA incluido por mes, sirve para mirar TV desde cualquier equipo conectado a la web. "En general, los usuarios de esta propuesta tienen entre 18 y 40 años, con un perfil tecnológico muy marcado", relató Fernando Leis, director de Marketing de Movistar. Los contenidos más demandados son dibujos animados, películas infantiles y las sagas de Juegos del Hambre y Divergente.
El panorama lo completa VeraTV, el portal de streaming de ANTEL para ver contenido audiovisual en vivo y señales nacionales e internacionales.

Alejandro tiene 31 años y es fanático de los deportes, por eso se compró un celular con sintonizador de TV para ver los partidos de futbol en cualquier lugar. Cuando realizó esta adquisición, hace ya dos años, sus amigos se reían porque él miraba TV desde el smartphone mientras viajaba en ómnibus. A pesar de la burla, este abogado contó con orgullo que con el paso del tiempo muchos lo imitaron, descargando aplicaciones de deportes para seguir estos eventos en tiempo real.

Florencia, una médica de 30 años, habita otro hogar sin la caja boba. "No tengo televisor en casa desde que vivo sola y nunca lo extrañé. De hecho, me acostumbré a mirar videos en YouTube", dijo. Además, señaló que no está dispuesta a pagar por un servicio de TV por cable.

El futuro de la caja boba

Aunque el número promedio de horas que las personas destinan a mirar contenidos televisivos se mantiene estable, el tiempo dedicado al streaming se está incrementando de forma exponencial.
Ante este dato, la pregunta obligada es: ¿cambiará la forma de ver televisión? Ya es un hecho que los televidentes quieren tener acceso a sus programas favoritos sin tener que esperar la grilla definida por terceros.

Frente a este escenario, Reed Hastings, el fundador de Netflix vaticinó que la televisión tal como la conocemos hasta ahora desaparecerá en el año 2030, para ser absorbida por el video por internet. Otros son más optimistas e indican que aún hay muchas personas dispuestas a sentarse en el living de la casa a disfrutar de su programa favorito. Más allá de lo que suceda con este electrodoméstico tan popular, lo importante es que las condiciones ya están dadas para que cada uno mire el contenido que quiera, cuando quiera y en donde quiera.


Inteligente
La forma obvia de tener internet y aplicaciones en la pantalla es comprar un televisor inteligente. En Uruguay estos aparatos se consiguen desde US$ 1.000, un precio elevado en comparación con sus predecesores. Por eso, cada vez más, diferentes empresas están lanzando sus propias versiones de dispositivos que pueden conectar la televisión por menos de US$ 200.

Plataformas
Apple fue uno de los pioneros del negocio al lanzar su Apple TV. Luego le siguieron Amazon, con su Amazon Fire TV, y Sony, con Playstation TV. Google hizo lo propio con Chromecast. Las consolas Wii y Xbox también permiten ver TV desde sus sistemas.

Apple TV
Es una pequeña caja que cabe en la palma de la mano y se conecta mediante un cable HDMI a la televisión. Es comandada por un control remoto especial. Apple TV permite ver contenidos audiovisuales en streaming. En Uruguay, por ejemplo, se puede acceder a Netflix, Youtube, Vimeo, Wall Street Journal Live, Yahoo Screen, Bloomberg y Sky News. Su precio ronda los US$ 189.

Chromecast
Parece un pequeño USB, pero se conecta al puerto HDMI del televisor. Es una puerta de acceso a los canales de Youtube, cuenta de Netflix o contenidos de Google Play Music y Google Play Movies en smartphones, computadoras y tabletas, todo a través de la conexión wifi y una aplicación. Es compatible tanto con Android como con iOS. En Uruguay puede adquirirse por US$ 69.

Roku
Similar al Chromecast de Google en su forma e instalación, este dispositivo incluye además un control remoto con el cual navegar entre los más de 1.500 canales que tiene, incluidos Netflix, Vimeo y YouTube. La desventaja es que no todos los canales funcionan en Uruguay. Es compatible con los sistemas iOS y Android. Se lo vende por US$ 97.

Smart TV Eurocom
Parece un pequeño USB, pero se conecta al puerto HDMI del televisor. Es una puerta de acceso a los canales de Youtube, cuenta de Netflix o contenidos de Google Play Music y Google Play Movies en smartphones, computadoras y tabletas, todo a través de la conexión wifi y una aplicación. Es compatible tanto con Android como con iOS. En Uruguay puede adquirirse por US$ 69.

* La versión digital de este artículo fue modificada para precisar que el servicio de video on demand Click&Play es una iniciativa conjunta entre Montecable y Movistar.



Acerca del autor

Débora Slotnisky