Hackean un auto a 20 kilómetros de distancia

Un grupo de ciberdelincuentes manipuló un Tesla S

A medida que se desarrolla la industria de los autos inteligentes con acceso a internet también crecen las posibilidades de que sea el blanco de un ataque. Ya sucedió hace un tiempo cuando dos científicos manipularon un Chrysler debido a que no contaba con un buen sistema de seguridad. Pero esta vez, el vehículo elegido fue otro.

Investigadores pertenecientes a la empresa de seguridad Keen Security Lab lograron hackear un Tesla S. A pesar de que no se ha informado cómo lo lograron, quienes lograron burlar las barreras de seguridad publicaron un video que demuestra el hecho.

Hackean un auto a 20 km de distancia

En la filmación se puede observar cómo logran abrir el maletero, utilizar los espejos y también usar los frenos del vehículo, todo eso de forma remota, es decir, fuera del auto. Lo que sorprende aún más es que el hackeo se realizó a casi 20 kilómetros de distancia.

Por otra parte, la revista Wired asegura que Tesla no le ha dado mucha importancia al hecho porque, para hackear al sistema del auto, es necesario que el ciberdelincuente se conecte a una red maliciosa y que el conductor haga determinadas acciones.