Hackean monitores de bebé para aterrorizarlos por las noches

Familias denuncian las fallas de seguridad de estos dispositivos

Una familia de Nueva York protagonizó su propia película de terror. Un ciberdelincuente manipuló el monitor de bebé de su hijo para aterrorizarlo durante las noches. Ahora, el Departamento de Defensa del Consumidor de la Ciudad de Nueva York inició una investigación para que las empresas de estos dispositivos conectados respondan por sus vulnerabilidades.

El pequeño decía que un hombre le hablaba por "teléfono". Una noche, sus padres escucharon a alguien decir: "Despiértate niñito, tu papá te está buscando". Al entrar en la habitación, la madre observó cómo la cámara del monitor giró hacia ella y escuchó: "Mira, alguien viene".

La revista Wired consignó que la familia denunció al proveedor del aparato, Foscam, que les explicó que el aparato había sido hackeado, posiblemente a través de un celular o computadora con la que se compartía la conexión a internet.

Otra familia, de Minnesota, denunció que su monitor de bebés tomaba fotos de su hijo para después publicarlas en internet. Otra familia, de Houston, denunció que un hacker llamó "puta" a una niña de 2 años tras acceder al aparato; mientras que otros niños han sido expuestos a "ruidos sexuales".

El Departamento de Defensa del Consumidor citó a cuatro empresas para conocer sus prácticas de seguridad. Si se demuestra que estas no cumplen con los recaudos necesarios para garantizar la seguridad de sus clientes, podrían ser condenadas a abonar multas importantes por prácticas comerciales engañosas.

"Estos fabricantes dicen que mantienen a salvo a los bebés a salvo y, sin embargo, no están tomando las precauciones necesarias para proteger los datos de las familias. Es un problema real y su comercialización es engañosa", dijo a Wired Julie Menin, comisario de Defensa del Consumidor.

La oficina aconseja a los compradores leer las características de seguridad del dispositivo antes de comprarlo, utilizar una contraseña segura, descargar las actualizaciones de software pertinentes y apagarlos cuando no están en uso.