Hacia los cuerpos de laboratorio

Implantaron con éxito una vena creada a partir de células madre de una paciente de 10 años, lo que evitó un transplante
Por primera vez los médicos implantaron con éxito una vena creada a partir de células madre del propio paciente, un ejemplo más de la producción de partes del cuerpo humano en el laboratorio.

En este caso, el paciente fue una niña de 10 años de Suecia, quien sufría de una obstrucción venosa grave hacia su hígado. En marzo, los médicos decidieron hacerle un nuevo conducto sanguíneo para rodear una vena bloqueada en lugar de utilizar una de las suyas o de recurrir a un trasplante de hígado.
Este es el futuro de la ingeniería de tejidos, con la que podemos hacer órganos a medida para los pacientes"

Los médicos tomaron una sección de nueve centímetros de la vena de un donante fallecido y le retiraron células para dejar solamente una especie de conducto hueco. Los científicos tomaron células madre de la médula ósea de la niña para hacer crecer millones de células y recubrir la vena, un proceso que tomó cerca de dos semanas. A continuación, el nuevo conducto sanguíneo se colocó en la paciente.

Debido a que en el procedimiento se utilizaron sus células propias, la niña no tuvo que tomar medicamentos para evitar que su sistema inmunológico atacara la nueva vena, como ocurre en trasplantes de tejido de un donante.

Sin trasplante


"Este es el futuro de la ingeniería de tejidos, con la que podemos hacer órganos a medida para los pacientes", dijo Suchitra Sumitran-Holgersson, de la Universidad de Gotemburgo, una de los autores del estudio.

Ella y sus colegas publicaron el jueves los resultados de su trabajo en la edición electrónica de la revista médica británica Lancet. El trabajo fue financiado por el gobierno sueco.

El procedimiento es preliminar todavía. La vena cultivada en laboratorio recién implantada sustituyó otra similar un año después del primer trasplante, luego que los médicos notaron que bajó el flujo de sangre.

Los expertos del University College de Londres plantearon preguntas en un comentario anexo. Pusieron en entredicho lo rentable del procedimiento y citaron que las "fuertes presiones" que sufren los sistemas de salud podrían hacer que estos tratamientos sean poco prácticos para muchos pacientes.

Sumitran-Holgersson calculó que el costo es de entre US$ 6.000 y 10.000.

Como de ciencia ficción


Ya se han utilizado métodos similares para hacer tráqueas y uretras nuevas para personas enfermas. Los médicos en Polonia también han creado vasos sanguíneos a partir de células de la piel donadas a fin de atender a pacientes que deben someterse a diálisis.

Los médicos que atienden a personas con el mismo problema que la niña generalmente recomiendan un trasplante de vena de una de sus piernas, una vena donada o un trasplante de hígado. Esas alternativas pueden ser complicadas en los niños y el uso de una vena o un hígado donados también requiere tomar medicamentos que eviten el rechazo.
Para estructuras simples como las venas, los resultados de esta tecnología son definitivamente posibles"

Pronto podría ser posible que los científicos creen vasos sanguíneos y arterias.

"Para estructuras simples como las venas, los resultados de esta tecnología son definitivamente posibles", dijo el doctor Anthony Atala, director del Instituto de Medicina Regenerativa del Centro Médico Bautista Wake Forest. "Esta es una estrategia que muestra que pueden crearse vasos sanguíneos y utilizarse en cualquier parte del cuerpo", agregó Atala, quien no participó en el estudio de The Lancet.

La doctora Laura Niklason, vicepresidenta de anestesiología e ingeniería biomédica de la Universidad de Yale, dijo que conseguir órganos creados en laboratorio ya no es ciencia ficción.

Aunque la producción de órganos complicados —como riñones, pulmones e hígados— puede tardar más, otras partes ya están disponibles ampliamente, como piel y cartílagos.

Populares de la sección

Comentarios