Guía contra el abuso digital

La tecnología es usada cada vez más como una forma de violencia verbal o emocional en el ámbito doméstico. Los expertos aconsejan cómo proteger la vida en línea
¿Qué sentirías si descubres que tu pareja ha colocado en tu celular una aplicación secreta para saber con quién hablas y que tiene acceso a tus cuentas de correo y a tus perfiles en las redes sociales? ¿Cómo reaccionarías si tu esposo/a te corta el acceso a internet o te quita el móvil con la excusa de protegerte? ¿Te armarías de valor para denunciarlo? ¿O le agradecerías por la buena intención de cuidarte?

La profesora británica Catharine Higginson optó por lo segundo. Su esposo James le instaló la app llamada Cerberus en su teléfono y cuando ella se olvidó de realizar una transacción bancaria importante y se lo comentó, él le dijo que ya lo había arreglado. Así se percató de la vigilancia a la que estaba sometida sin saberlo. James también había colocado la aplicación espía en los teléfonos de Daisy, Tilly y Max, de 19, 16 y 12 años, respectivamente, los hijos que ella tuvo en un matrimonio anterior.

Horrorizados, sus amistades y parientes la impulsaron a que pidiera el divorcio, aduciendo una violación a la privacidad imperdonable. Pero la profesora aceptó que su esposo la monitoreara de forma permanente, porque eso la hacía sentirse segura y amada.

Su historia, publicada en el diario Mirror, fue sumamente polémica porque contiene elementos que atañen a todos en este mundo hiperconectado: relaciones amorosas y familiares, tecnología, smartphones y, aún más grave, violencia doméstica.

Si bien este caso puede parecer exagerado respecto a los alcances de la tecnología en los asuntos domésticos, no lo es, ya que si cae en las manos equivocadas, es un arma poderosa que puede ser usada para someter y abusar del otro.

Una delgada línea


Una encuesta citada en la entrevista a Higginson indicó que el 85% de quienes opinaron no están de acuerdo en permitir que su pareja rastree sus mensajes de texto y llamadas.

El monitoreo constante por medio de mensajes de texto y llamadas –que para muchos resulta inofensivo–, el uso de apps y software especialmente diseñados para espiar y rastrear, la violación de la privacidad bancaria, de las cuentas de email y de las redes sociales son algunos de los factores que pueden indicar si se ha cruzado la delgada línea roja que divide el abuso cibernético de la violencia doméstica.

Indefensos


Intimidación, acecho, monitoreo constante, robo de identidad, abuso emocional, aislamiento, menosprecio y coerción son componentes del círculo de la violencia doméstica, que en muchos casos antecede al abuso físico y sexual. Y, lamentablemente, es una tendencia en crecimiento.

Lorena Estefanell, directora del Departamento de Psicología Clínica de la Universidad Católica del Uruguay, destacó las características de las víctimas potenciales del abuso digital: baja autoestima, pocas habilidades de defensa y dificultades en las redes de apoyo. “Eso último es clave. Por lo general son personas que están o se sienten muy solas, que no tienen recursos o redes donde apoyarse y eso las convierte en un blanco fácil”, dijo a Cromo.

La psicóloga opinó que ante el abuso tecnológico hay mayor indefensión. En muchos casos, el acosador es anónimo: no se sabe quién es y no se puede prever su actuación. “Con la tecnología, el abusador accede a ti en cualquier momento y de cualquier manera, sin que sepas quién es, dónde está y, sobre todo, no tenés manera de pararlo”, añadió.
Correr un rumor puede llevar semanas, pero un acoso en las redes alcanza millones de personas en un minuto. No tenés posibilidad de defensa, no podés bajar de las redes una foto o un comentario. Siempres es más fuerte. (En la web) el acoso es permanente", dijo a Cromo Lorena Estefanell, directora del Departamento de Psicología Clínica de la Universidad Católica del Uruguay

Y ese daño –afirmó– llega a ser mayor y permanente. “Correr un rumor puede llevar semanas, pero un acoso en las redes alcanza millones de personas en un minuto. No tenés posibilidad de defensa, no podés bajar de las redes una foto o un comentario. Siempre es más fuerte. (En la web) el acoso es permanente”.

La tecnología como escudo


La National Public Radio de Estados Unidos (NPR) hizo una investigación sobre cómo los smartphones son usados para acechar y controlar a las víctimas de abuso doméstico. De acuerdo con una encuesta realizada en 72 albergues para mujeres que habían sido maltratadas por sus parejas, el 85% de las víctimas dijeron haber sido rastreadas por el abusador por medio de GPS. En muchos de los centros de ayuda está prohibido el uso de Facebook, ya que se teme que un acosador pueda determinar con precisión la ubicación de su víctima.

En una trágica tendencia, el 54% de las mujeres asesinadas por su pareja en Estados Unidos habían denunciado a la Policía que estaban siendo acechadas por medios tecnológicos, según destacó la Oficina del Alcalde de Nueva York para Combatir la Violencia Doméstica.

Esta entidad patrocinó recientemente un hackathon para desarrolladores, con el objetivo de diseminar información y buscar soluciones para este problema social. Durante el evento, los participantes fueron capacitados por los Centros de Justicia Familiar de la ciudad sobre la Ruleta del poder y control: Tecnología y abuso, la cual explica que se puede ser una víctima potencial de violencia, incluso sin darse cuenta.

[caption id="attachment_81012" align="aligncenter" width="658" caption="A. Sosa"][/caption]

Los desarrolladores y programadores que se dieron cita en el hackathon lanzaron ideas para crear aplicaciones que ayuden a combatir este problema social. Nic Santana, miembro de NY Latino Tech Meetup, organización fundada en 2013, explicó a Cromo que los proyectos se enfocaron a herramientas informativas y educativas para ayudar a los usuarios cuya seguridad emocional, física o sexual pudiera estar amenazada.

“Mi pareja nunca cree los detalles acerca de mis planes o mi paradero”, “mi pareja está enviándome mensajes de texto, emails y llamándome constantemente, sin parar”, “mi amiga usa Facebook para ver dónde está su ex y poder encontrarlo de manera casual, ¡qué gran idea!”, son algunas de las preguntas y argumentos de una de las apps propuestas que tiene por título ¿Cómo está mi salud digital?

Esta idea destaca la importancia de entregar a los usuarios información sobre las relaciones saludables y las de riesgo, así como las opciones de ayuda cuando hay conflictos y situaciones de riesgo emocional, físico y sexual.
Mi pareja nunca cree los detalles acerca de mis planes o mi paradero", "mi pareja está enviándome mensajes de texto, emails y llamándome constantemente, sin parar", "mi amiga usa Facebook para ver dónde está su ex y poder encontrarlo de manera casual, ¡qué gran idea!", son algunas de las preguntas y argumentos de la app ¿Cómo está mi salud digital?

Por su parte, Yvonne De La Peña, miembro de la organización NYC Tech Latinas, destacó que la educación y la información son claves para ayudar a las personas que desconocen las formas en que se usa la tecnología para molestar y abusar de otros. “El hackathon fue una actividad de ayuda social en la que se mostraron formas de ayudar a las personas a defenderse”, puntualizó.

En 2014 se creó el proyecto Tor, una organización que construye herramientas de navegación por internet y para comunicaciones anónimas para víctimas de abuso digital. Una de sus iniciativas es Tor Browser Bundle, un software gratuito que funciona como la mayoría de los navegadores pero está configurado para que sea más difícil la localización de sus usuarios. "Con los abusos tecnológicos sentís que estás llevando al victimario en el bolsillo. Es difícil apagarlo", señaló su portavoz.

 

Cómo cuidar tu salud tecnológica


El abuso digital es el uso de tecnología para amedrentar, acosar, acechar o intimidar a la pareja.

Informate

Si sos amante de los smartphones, aplicaciones móviles, chats y redes sociales, infórmate sobre las opciones de seguridad para proteger tu identidad y tus datos.

Protege tu privacidad

No compartas las contraseñas de tus cuentas de email, redes sociales o bancarias y mucho menos lo hagas bajo presión emocional, física o sexual.

Atendé las señales

Los mensajes de texto, emails y llamadas frecuentes son síntomas de que tu pareja posiblemente tiene problemas de inseguridad y celos. Eso no es bueno para ninguna relación.

No dejes pasar

Si sospechás que tu esposo?a, novio?a o algún amigo?a te está espiando por medio de la tecnología, no lo dejes pasar. Eso puede ahorrarte un disgusto.

Documentá

Si descubrís que tu esposo?a, novio?a o algún amigo?a te está acechando por medio de la tecnología, por medio de una app o GPS, documentá los hallazgos.

Buscá ayuda

Informá a alguien de confianza si estás siendo víctima de abuso digital de una persona cercana. No arriesgues tu salud emocional, física o sexual.

Denunciá

Si sentís que tu vida corre peligro, o has sido amenazado por tu esposo?a, novio?a o algún amigo?a, no guardes silencio, hacé la denuncia policial

 


Apps para espiar


Cerberus
No fue creada para espiar, sino para controlar la información cuando un smartphone es robado. La app permite controlar los móviles a través de su página web; puede localizar y rastrear el dispositivo, borrar la memoria interna y de la tarjeta SD, grabar audios e incluso tomar fotos y videos.
Android. US$ 1,99

WhatsApp Sniffer

Hackear WhatsApp es fácil. WhatsApp  Sniffer permite ver las conversaciones de otras personas desde el celular. Al instalar esta app espía se puede ver qué mensajes leen los contactos. Ya no se encuentra disponible en la Google Play Store por razones obvias, pero se puede conseguir fácilmente en sitios no oficiales.

Ear Spy

Esta app amplifica el sonido del micrófono de los audífonos para desarrollar una especie de súper oído. “La aplicación definitiva para escuchas indiscretas”, es su eslogan. Con solo dar un clic, se supone que el usuario es capaz de oír todo lo que lo rodea, incluso lo que se habla en otra habitación.
iOS, Android. Gratis

FlexiSPY

Se puede interceptar y grabar llamadas en tiempo real sin que el usuario se dé cuenta. También graba el sonido ambiente que rodea al teléfono espiado, descifra los códigos de seguridad de todas las cuentas y apps instaladas y activa la cámara fotográfica y el GPS.
iOS, Android. A partir de US$ 68.


Acerca del autor

Comentarios