Greenpeace, Apple y el internet verde

La ONG aboga por la utilización de recursos renovables para alimentar los centros de datos de las compañías tecnológicas; la de Cupertino lidera el ranking de las más responsables
Greenpeace acusó a algunas empresas de frenar la llegada del "internet verde" al negarse a optar por los recursos renovables para alimentar sus centros de datos, que son enormes consumidores de energía fósil, en un informe publicado el martes.

La ONG de protección del medio ambiente lamentó en particular que haya siempre más centros de datos que funcionan con energías fósiles como el carbón y que emiten dióxido de carbono.

Citó como ejemplo a las empresas Duke Energy en Carolina del Norte (sureste de EEUU), Dominion Resources en Virginia (este) e incluso la Taiwan Power Company.

"Estas empresas son los principales obstáculos para la implementación de un internet verde y será necesario que tanto los centros de datos como los consumidores ejerzan presión conjuntamente para garantizar los cambios necesarios para la apertura del mercado a la competencia, que ofrece alternativas importantes en energías renovables", escribió Greenpeace.

La ONG elogió sin embargo los esfuerzos de gigantes como Apple, Facebook y Google, muy comprometidos en el uso de energías verdes y que han decidido orientarse, en un futuro, hacia una utilización solo de recursos renovables. Greenpeace destacó los nuevos centros de datos anunciados por Apple que utilizarán únicamente energía limpia, su decisión de invertir en sus propias granjas solares y plantas hidroeléctricas y la gestión de bosques; al tiempo que les exige a sus proveedores que cumplan con metas de uso de energías renovables.

"Cada vez más empresas comienzan a crear una parte de internet que funciona con energías renovables y sin carbón", dijo la ONG.

En cambio, Amazon no recibió una buena nota. Si bien durante 2014 Amazon había dado algunos pasos positivos, como asumir el compromiso de utilizar energía renovable, para Greenpeace mantuvo una actitud poco clara respecto de su uso energético: sus inversiones actuales están destinadas a la energía mixta, renovable solo en un 23%.

La demanda de datos ha explotado sobre todo por el auge del video en streaming, que genera una exigencia enorme de energía para alimentar los centros de datos.

 

[caption id="attachment_87370" align="aligncenter" width="532" caption="Greenpeace"][/caption]

 

Acerca del autor

Comentarios