Gracias YouTube por todo lo que nos das

Hace 10 años se registraba el dominio de la plataforma que cambió la manera en que se comparten y distribuyen los contenidos audiovisuales
"Aquí estamos, en frente a los elefantes. Lo interesante es que tienen trompas muy largas… Y eso está bueno. Eso es prácticamente todo lo que hay para decir”. Esas fueron las palabras de Jawed Karim, uno de los fundadores de YouTube, en el primer video que se subió al sitio hace 10 años. Luego, le siguieron otros, algunos más o menos absurdos que se han hecho virales en el correr de la década que cumple este sábado el portal de videos más importante del mundo.

Gracias a internet el mundo es más pequeño y gracias a YouTube cualquiera lo puede ver y escuchar, hasta en HD e incluso en 3D. Tal vez sea ese el gran mérito de esta red de videos: cualquiera puede hacer lo que se le ocurra y subirlo para que lo vean –si tiene suerte– cientos, miles o hasta miles de millones de personas.
Aquí estamos, en frente a los elefantes. Lo interesante es que tienen trompas muy largas... Y eso está bueno. Eso es prácticamente todo lo que hay para decir". Estas fueron las palabras de Jawed Karim, uno de los fundadores de YouTube, en el primer video que se subió al sitio hace 10 años.

Gracias a YouTube, el último tema de conversación dejó de ser el show televisivo de la noche anterior y pasó a ser el último video viral; y si el tema sigue siendo el show televisivo, seguro se lo puede encontrar en YouTube. Aunque este es un fenómeno que se da en general con la irrupción de internet en la vida cotidiana, en el área audiovisual YouTube tuvo su cuota en invertir la pirámide: ya no son los canales de televisión quienes deciden qué mostrar, sino la audiencia, que se vuelve curadora de sus propios contenidos. Y, hoy en día, YouTube tiene contenidos para todo.

Así lo supo aprovechar Google cuando compró la compañía por US$?1.650 millones.

Las nuevas celebridades


Gracias a YouTube los artistas ya no dependen de una compañía discográfica para difundir sus contenidos y darse a conocer. Y si hay una celebridad que encarna esto, esa es Justin Bieber, uno de los hijos más conocidos de YouTube que refleja cómo la plataforma redefinió el concepto de fama: cuando surge de su botón de play se conoce como youtuber.

La historia de Bieber comenzó con videos caseros que su madre subía al sitio. Cuando por casualidad un ejecutivo de la industria discográfica lo descubrió a sus 12 años –mucho antes de los excesos y las hordas de fanáticas que lo siguen a todos lados– , el cantante y productor de música estadounidense Usher lo apadrinó y lo dio a conocer al mundo. Después de eso vino su primer hit, Baby, que tiene 1.136 millones de reproducciones en YouTube.

Como Bieber, muchos otros se han hecho populares, y no solo en el ámbito musical. El gamer PewDiePie hace US$?4 millones al año por subir videos en los que prueba videojuegos con su particular tono bromista, y, como él, muchos otros acaparan millones de seguidores. En un escenario más cercano, en Argentina, la comediante y actriz Malena Pichot encarnó a La loca de mierda desde su casa a través de YouTube y hoy es reconocida como una de las comediantes jóvenes más importantes del vecino país. Su capítulo más popular, Un día de furia, tiene más de 2 millones de visitas.

Entre el futuro y el pasado


El hecho de que todos pudieran ver y compartir fácilmente los videoclips de sus artistas favoritos no le cayó del todo bien a la industria musical, a la que le cuesta adaptarse a los cambios. Cuando los primeros millones de espectadores comenzaron llegar a YouTube, también llegaron las demandas de las compañías discográficas por violación a los derechos de autor.

YouTube lanzó en 2007 su herramienta para controlar la piratería, ContentID, una especie de banco de ADN musical. Hasta octubre del año pasado le había generado US$?1.000 millones a la industria discográfica.

En 2009, se inauguró Vevo, dirigida por algunas de las plataformas discográficas más importantes –como Universal, Sony y Abu Dhabi Media– en conjunto con Google. Se trata de una plataforma de distribución para los videoclips en alta calidad que comparte las ganancias por publicidad con YouTube, una alianza que se alcanzó luego de los enfrentamientos.

Sin embargo, todavía continúan los conflictos por derechos de autor. En diciembre del año pasado un grupo de artistas, entre los que está el cantante Pharrell Williams, amenazó con demandar a YouTube por US$?1.000 millones si no daba de baja 20 mil videos.
Casi el 40% de las visitas al sitio corresponde a videos musicales.

Pero hoy, la mejor forma para que una canción se haga popular es publicarla en YouTube. Casi el 40% de las visitas al sitio corresponde a videos musicales. Mientras tanto, Google lanzó Youtube Music Key, un servicio de streaming de música para competir con el popular Spotify. El costo es US$?7 ,99 y se puede acceder a música y videos sin publicidad.

Maestros y alumnos


El rubro del “hágalo usted mismo” floreció con YouTube y ahora se puede aprender lo que sea desde la plataforma. Desde cómo hacer un castillo de arena hasta lecciones de matemáticas, los tutoriales, los videos educativos, las charlas TED y documentales abundan en la web y han hecho posible aprender sobre cualquier tema en pocos minutos. Las oportunidades son infinitas.

Hay canales enteros dedicados a hacerle fácil la vida a todo el que quiera aprender: en vez de luchar por comprender un texto, es mucho mejor tener a alguien que lo explique apoyado en imágenes.

La nueva caja boba


Ahora que los smartphones son parte de la vida cotidiana de millones de personas en todo el mundo y a medida que sus pantallas se agrandan, YouTube viaja en el bolsillo de las personas. Desde las publicidades, que se han hecho cada vez más divertidas gracias a la promoción que obtienen en el sitio, hasta las campañas políticas, que están ahora presentes con solo presionar el dedo en la pantalla. Y aunque los videos de pocos segundos de Vine amenacen con destronarlo, YouTube sigue siendo el rey.

En Uruguay, el fenómeno tiene en Tiranos temblad uno de sus máximos exponentes. Este programa que ronda los 10 minutos de duración resume la presencia oriental en esta plataforma. Los videos caseros de cientos de uruguayos han aparecido en el programa, que ya tiene más de 62 mil suscriptores. Su video más visto tiene más de 111 mil visitas, lo que no es poco para un país de 3 millones. Qué mejor manera de celebrar la primera década de la plataforma que apelar a la frase más popular del programa: “Gracias, YouTube, por todo lo que nos das".

 



 

 Lo más visto


Gangnam Style

El video del cantante Psy rompió YouTube en 2014 cuando el contador de visitas no soportó más de 2.000 millones.



Charlie me mordió

Charlie bit my finger tuvo 805 millones de visitas y fue el video casero más visto. En él, un bebé muerde el dedo de su hermano.



Masha y el oso

El episodio número 17 del dibujito para niños tuvo 447 millones de visitas. Una niña y un oso de circo retirado son las estrellas.



La naranja

La comedia The Annoying Orange, conocida por su frase “Hey, Apple!”, tiene 161 millones de visitas hasta el momento.



 

PewDiePie

El gamer que hace videos de videojuegos tuvo su pico máximo de 62 millones de visitas con A funny montage.



 

Primer beso

El video en el que 20 parejas de extraños se besan por primera vez tuvo 98 millones de visitas este año.



 


Acerca del autor

Comentarios