Google y Apple vuelven a la corte

Los gigantes tecnológicos se enfrentan de nuevo por una disputa sobre patentes en Estados Unidos que comenzó en 2010 y que gira en torno a la tecnología de sus respectivos smartphones
Apple y Motorola, propiedad de Google, se enfrentaron de nuevo el miércoles en una corte de Estados Unidos, en un proceso para determinar si un juez debería reabrir o no una demanda en la que las compañías se acusan mutuamente de usar sin permiso su tecnología patentada de teléfonos móviles.

El caso bajo consideración comenzó en el 2010 cuando las fabricantes de teléfonos avanzados presentaron demandas una en contra de la otra por violación de patentes. Las compañías han presentado decenas de recursos parecidos alrededor del mundo para proteger su tecnología.

Apple, en particular, argumenta que los teléfonos Android fabricados para utilizar softwares de Google copian elementos de sus iPhones.

En el caso revisado el miércoles, Apple acusa a Motorola, que desde entonces ha sido comprada por Google, de infringir cuatro patentes. Motorola, en tanto, acusó a Apple de infringir una patente esencial, necesaria para el funcionamiento de un teléfono móvil.

Los recursos fueron evaluados por una corte distrital estadounidense de Illinois. El juez Richard Posner, que tomó el caso, lo desestimó en junio antes de enviarlo a juicio, bajo el argumento de que ninguna de las compañías tenía suficiente evidencia para probar su acusación.

Motorola presentó entonces una apelación para que el caso fuera reabierto. La corte de apelaciones del circuito federal podría tardar días o meses para emitir una decisión.

Solo un esfuerzo


En la audiencia del miércoles, muchas de las preguntas del panel de tres jueces se centraron en si las compañías se habían esforzado lo suficiente para elaborar acuerdos que autoricen las patentes del otro, o si alguna de las partes podría ser calificada como "reticente a pagar por licencias".

En el lenguaje legal, un "reticente a pagar por licencias" es una compañía que no negocia de manera seria un monto a desembolsar para hacer uso de una patente que está infringiendo. Esa firma podría enfrentar una orden prohíba la venta de productos que utilizan la tecnología patentada.

por su parte, la jueza Sharon Prost preguntó sobre la falta de disposición de Apple a pagar para utilizar la patente de Motorola, que en agosto lanzó el multicolor smartphone Moto X.

El juez Joshua Rosenkranz, que defendía a Apple, argumentó que la fabricante del iPad no era "reticente a pagar licencias" sino que Motorola estaba pidiéndole que desembolsara 12 veces lo que había estado cancelando previamente para hacer uso de la tecnología.

Si el caso es reabierto en parte o totalmente, una o las compañías habilitadas pueden proceder a validar su demanda en una corte inferior, dependiendo del dictamen.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios